jueves, 11 de febrero de 2010

Algo Personal

-H-hola...

-Por favor, decinos a todos tu nombre y tu problema. Todos tus compañeros en este grupo lo han hecho cuando les ha tocado hablar.

-Me da vergüenza…

-Todos aquí hemos tenido un problema como el tuyo…

-Bueno, soy… Marcelo y... y soy cliente de Personal.

-¡Hola, Marcelo!

-Hola…

-¿Querés contarnos tu historia, Marcelo?

-No sé...

-Vas a ver que te vas a sentir mejor.

-Bueno, está bien... Empecé en el año 2000... Con un sapito Startac. Todos mis compañeros de trabajo tenían teléfono celular y yo no, así que pensé: “¿Qué mal me puede hacer? Después de todo, solamente es un telefonito.” Y ahí me enganché. Me dieron un plan del que después todos mis amigos se me cagaban de risa en la cara, pero no me importó. Ganaba bien y podía permitírmelo. Igual, yo lo usaba para hablar muy de tanto en tanto. No soy de esos tipos que viven pendientes del teléfono… Ni siquiera del teléfono fijo. Mucho menos de un celular. Aparte, con el sapito Startac no se podía hacer gran cosa… Hablar, a lo sumo. Y así estuve una punta de años. Siempre con el mismo aparato. Siempre con el mismo número. Siempre con el mismo plan. Como tenía debito automático, nunca me atrasé un pago. Nunca hice un reclamo; jamás me quejé.

-Somos muchos como vos, Marcelo. Por favor, continuá.

-Porque –déjenme aclarar una cosa- gran parte de mi problema es ése. Yo no soy un consumidor hinchapelotas… un usuario jodido… Yo no soy de esos que viven llamando al *111 por cualquier pelotudez, o de que quieren que les bonifiquen esto o aquello. Yo soy un usuario de lo más tranquilo. De todo, eh. No sólo de Personal. A mí me han cogido bien cogido las empresas más variadas de la Argentina. Y yo, ni pío, eh… Ni pío. Yo no soy como, por ejemplo, mi cuñada, que es una mina que si pide empanadas y le traen una empanada incorrecta empieza a putear hasta que la atiende el mismísimo Sr. Roberto Noble Repulgue en persona. O que si una camisa le viene fallada va y se caga a puteadas con toda la empresa, desde la vendedora hasta el último obrero que cosió el último botón por un centavo de dólar la prenda, aunque tenga que gastar una fortuna en llamadas telefónicas a China. No, yo soy más bien todo lo contrario… Más bien tirando a zen. A mí me han vendido una laptop supuestamente nueva, en una importante cadena de venta de electrodomésticos, y cuando la encendí -en mi casa- el Windows decía: “Welcome Florchi”, y en un ángulo tenía pegada una calcomanía de Bellota, la chica superpoderosa, y cuando volví a la casa de electrodomésticos para mostrarles que la laptop estaba un poquito usada y pedirles por favor que me la cambiaran por una computadora realmente nueva, no los puteé, ni les pedí que me pagaran el taxi, sino que me despedí diciendo “buenas tardes” y “gracias”.

-¿Más café, Marcelo?

-Sí, por favor. Gracias. Decía… Tampoco soy uno de esos consumidores pijoteros, que por ahorrarse unos pesos hacen todos esos trucos como amenazar con darse de baja o cambiarse de plan. No, todo lo contrario. Yo digo “bueeeno, no es tan grave”. Yo pagué el cable durante dos años a pesar de no tener televisor. Les juro que yo estuve pagando durante seis años un seguro de viaje que contraté por 21 días, porque ustedes saben cómo son estas cosas en Argentina, donde para contratar un servicio te alcanza con sonreír, pero que para darte de baja tenés que volarte la tapa de los sesos en el mostrador de informes en la casa central de la compañía, y a veces ni eso, porque si el orificio de salida del tiro no es del diámetro exigido en la letra chica les siguen debitando el servicio a tus herederos.

“Pero volviendo al tema de Personal , como les decía, estuve con mi sapito un montón de años, y una sola vez cambié el teléfono, en diez años, y sólo porque ellos me lo pidieron por un problema de cambio de tecnología, que el GSM, el GRPS, el 3D, los SMS y qué se yo qué mierda, que con el sapito no funcionaba. Y así estuve otra punta de años. Sin joder. Sin llamar al *111, sin usar el GRPS, sin navegar por Internet… Jamás mandé CULO al 2020, ni nada. Sólo usé mi teléfono para llamar a tres o cuatro personas. Cada mensajito lo pago aparte. Hay gente que tiene mensajitos ilimitados, o 9000 mensajitos gratis. Yo no. Yo tengo que pagar aparte hasta para mirar la hora en la pantallita del teléfono.

“Y hace un tiempo, la última semana de diciembre, se me dio por cambiar de teléfono porque mi aparato anterior me lo habían robado. Y fui a la oficina de Personal de Rivadavia 5263 y me compré un teléfono medio pelo, un Sony Ericsson, más que nada porque era chiquito. Yo no necesito 3G, ni GPS, ni ninguno de esos chirimbolos, y para el WiFi y el MP3 tenía mi iPod Touch, que andaba fenómeno, así que ni siquiera me preocupé por cargarle música. Con que me sirviera para hablar con las cinco o seis personas con las que hablo, me sobraba.

“Pero resulta que, con el correr de los días, esas cinco o seis personas con las que hablo se me empezaron a quejar por la calidad de la comunicación de mi Sony Ericsson, dándome a entender que me escuchaban como si los estuviera llamando desde la Estación Espacial Internacional en medio de una lluvia de meteoritos. “Tu teléfono anda mal, Marcelo, llevalo a que te lo cambien”, me decían mis interlocutores, algunos de ellos reemplazando “mal” por “como la mierda” y “Marcelo” por “pelotudo”. Yo, en mi actitud de usuario zen, no le di demasiada importancia a la aparente mala calidad de la comunicación, y me fui unos días de vacaciones.

“En el interín, se me estropeó mi iPod. Fue entonces cuando se me dio por cargar algo de música en mi flamante teléfono celular, que después de todo ostentaba el logo de “Walkman”, insigne marca registrada de la empresa Sony. Ciertamente, ese modelo de teléfono alardea de ser especialmente indicado para escuchar música, toda vez que la caja, los folletos y todo el material promocional viene ilustrado con fotos de jóvenes muy sonrientes, bailando y disfrutando de la música, sugiriendo la idea de que la principal ventaja del artefacto en cuestión era su calidad como reproductor de audio.


“Entonces, cargué en mi teléfono un par de discos de Bon Jovi y…

-¡Eh! ¡Los de Bon Jovi se reúnen en la sala de acá al lado! ¡Dos problemitas en el mismo grupo de autoayuda no val…!

-Por favor, dejemos continuar a Marcelo. Seguí, Marcelo, por favor.

-Gracias. Y entonces, después de descifrar el menú para ponerme a escuchar música, menú que parece haber sido diseñado por la misma persona que inventó el Cubo de Rubik, noto que mis archivos MP3 sampleados a 320 kbps se escuchaban como si hubieran sido grabados por Bon Jovi en un día en que estaba disfónico y adentro de un obsoleto submarino de la Segunda Guerra Mundial, mientras que Richie Sambora parecía estar haciendo “FSSSSSSSSSSSSHHHHHHHHHHHH” en lugar de su clásico “papauauauaua”.

“Claramente, el aparato no funcionaba del todo bien. No tenía forma de comprobar si el problema estaba en el teléfono en sí o en los auriculares, porque los Sony Ericsson no usan un conector de auricular estándar, sino una ficha de mierda del tamaño de un puerto paralelo de impresora de los años noventa. Así que me fui a local donde había comprado el teléfono, y después de esperar más de treinta minutos le expliqué mi problema a la señorita que me atendía. La chica accedió a que yo le demostrara ahí mismo la calidad del audio de mi telefonito, pero me dijo: “Para mí se escucha bien”. Yo no le dije sorda de mierda, ni nada por el estilo, pero sí recuerdo perfectamente haber hecho una comparación, algo así como que la diferencia en calidad de sonido entre un iPod y esa poronga era la misma que existía entre un jugo de naranja exprimido y un jugo Suin diluido, pero la chica parecía no conocer el jugo Suin. O el jugo exprimido.

“Entonces, la chica me dijo que bueno, pero que no me iban a cambiar el teléfono, sino que yo mismo lo iba a tener que llevar al servicio técnico de Personal, donde en unos siete días iban a diagnosticar la falla y, eventualmente, repararla. Yo le repetí a la chica que el teléfono lo había comprado ahí mismo, y que claramente me había venido fallado, y que estaba en garantía, y que por qué no me daban uno nuevo y nos dejábamos todos de joder, pero ella me respondió que así era el procedimiento y que buenas tardes.

“Ahí mismo me tomé un taxi hasta el servicio técnico de Personal, servicio que es provisto por la empresa Multipoint S.A., en la Av. Roque Sáenz Peña 784, en pleno microcentro de la ciudad de Buenos Aires, justo ese día que hacía cuarenta y ocho grados a la sombra y que los pajaritos se caían muertos de los árboles. Habiendo perdido la mitad de mi peso en líquido, llegué a Multipoint S.A., donde me tomaron el equipo, le sacaron la tapita, la batería, el chip, y la memoria, lo metieron en una bolsita ziplock, y me dieron un papel rosa con el número de la orden de trabajo, un código de acceso web, y la promesa de que a partir de las seis horas iba a poder consultar el estado de la cosa entrando a www.multipoint.com.ar.

“A las seis horas estaba yo como un pelotudo ingresando el número de la orden de trabajo y el código de acceso web, sólo para ver un cartelito que decía: “Estado de la orden: Abierta. Aún no hay modificaciones para mostrar”.

Todos los días, al menos tres veces al día (a la mañana, al mediodía y por la tarde), entré a www.multipoint.com.ar, ingresé mi orden de trabajo y mi código de acceso web, sólo para ver el mismo cartelito que seguía diciendo que no había modificaciones para mostrar.

Hasta que hoy, siete días más tarde y sin ningún tipo de evolución en el estado del cartelito, decidí llamar por teléfono. Luego de unos quince minutos de musiquita, y después de escuchar unas doce veces una grabación que me informaba que si quería consultar el estado de mi orden de trabajo podía ingresar a www.multipoint.com.ar con mi número de orden y código de acceso web, y otra grabación pidiendo disculpas porque todos sus operadores se encontraban ocupados, me atendió una chica que se identificó como la señorita Mrbsbsbsrdsina Enquelopuedoayudar. Todo amabilidad, le expliqué a Mrbsbsbsrdsina que hacía una semana yo había dejado mi equipo para que lo diagnosticaran, a lo que Mrbsbsbsrdsina me interrumpió para pedirme el número de la orden, a nombre de quién estaba registrada la orden y mi número de sorteo para el servicio militar. Después de un tiempo de teclear en su computadora lo que parecía ser una novela corta, Mrbsbsbsrdsina me dijo que mi equipo había sido remitido a la “central de alta complejidad” para un mejor diagnóstico, y que volviera a consultar en quince días. Ya adivinando lo inútil del caso, le dije a Mrbsbsbsrdsina que quince días, más los siete días que ya llevaba tipeando tres veces por día mi número de orden de trabajo y mi código de acceso web en www.multipoint.com.ar me parecían algo excesivo para lo que al fin y al cabo y a todas luces era un problema de ELLOS, o de PERSONAL, porque yo había comprado un teléfono NUEVO, que vino funcionando como el ORTO, y en el que Richie Sambora parecía estar haciendo “FSSSSSSSSSSSSHHHHHHHHHHHH” todo el tiempo, pero Mrbsbsbsrdsina me dijo que gracias por haberme comunicado con Multipoint.

-Muchas gracias, Marcelo, por tu valiente testimonio. ¿Aplaudimos a Marcelo?

-No, está bien, está bien. Gracias a ustedes por escucharme. Ahora me voy a la reunión de los que escuchan Bon Jovi. Pero antes creo que necesito un trago. ¿Alcohólicos Anónimos en qué sala es?

69 comentarios:

Esteban dijo...

me reí un minimo de 7 veces en 5 minutos. Gracias.

Aerwyn dijo...

jajajajaja, que bajon Señor Lacanna!!! la verdad que los Sony Ericsson, posta son una porqueria... XD

Un beso, SUERTE!!

Fender Gebiet dijo...

Yo tengo Personal y soy de esas personas muy molestas que hasta te sonríen al hablar y que tardan mucho pero mucho en enojarse. El secreto es TARDAR MUCHO en enojarse, tardar para todo, hacer repetir, pedir cosas, etc.
El outsourcing e'huna maravilla.

Oscar dijo...

Ahora... qué tiene que ver Personal? El problema parece ser del aparato, no? Si el cambio lo hacías en los días inmediatos a la compra, te lo cambian en el momento. Pero pasados los 5 días, ya no. Y parecen haber sido más.
Personal (o Claro o Movistar) te dan el servicio de comunicación. Si el problema es del aparato, la puteada es para Sony. Si en tu TV Bon Jovi te aparece negro, no creo que te la agarres con MTV...
Y lo de Multipoint... si, es una bosta. Pero no tenés demasiadas opciones como para reemplazarlos... no hay muchos services capacitados en varias marcas.
(se nota que estuve del lado de adentro mucho tiempo...?)

colette dijo...

me hiciste reír mal.
si te sirve el dato, mi viejo tuvo un problema similar con claro y mi primo (q es abogado) llamó a la empresa y a las 24 hs tenía el equipo devuelto y arreglado. no te hace falta un abogado en sí, sólo aprender un par de términos legales y hablar como si fueras el dueño de la verdad y seguro funciona. a los del 2020 con el cual engancharon a mi viejo (sí, también, es un nabo) les mandé un mail con amenaza de carta documento y juicio y lo dieron de baja enseguida (cosa q no había funcionado con el "procedimiento" q ellos te informan para tal caso). vuélvase un poco como su cuñada hombre! y rómpales bien las bolas q para eso cobran los q atienden.
éxitos

GuilleX dijo...

"a lo que Mrbsbsbsrdsina me interrumpió para pedirme"

Se ve que a todos los balines escritores de mininovelas les dan la misma instruccion en el mismo lugar, a TODOS dije.
"Usted tiene que interrumpir a su interlocutor sea lo que fuere que diga, denotando así que lo que el interlocutor dice boludeces y no tiene absolutamente ninguna importancia. Repitan esto 5 veces con cada cliente y veran cómo se doblega a sus pies"

¿Vos decís que sos un señor?
Hace 1 año que espero al técnico de Arnet. Tengo chorrocientos mil numeros de reclamo.

Hoy llamo y les rompo todo (mentira, eso es lo que digo antes de llamar y después corto el teléfono sintiendome desorientado, con ardor anal y un nuevo número de reclamo)

tequesta dijo...

no me podés hacer llorar así en el laburo ... tengo que dar muchas explicaciones!!!

suerte ml!!!

Lulaina dijo...

Coincido con Colette, tenés que tomar el ejemplo de tu cuñada o, en su defecto, mandar directamente a tu cuñada a hacer el reclamo!
Yo era una consumidora zen, también, hasta que entré en el maravilloso mundo de la telefonía celular de la mano de Movigarch... hay que evolucionar y aprender a maltratarlos antes de que la úlcera se nos haga demasiado grande...

eρHedro dijo...

Uf, pues no sé «ashá» en el «nuevo mundo», pero «acá» en el viejo continente Telefónica es así. Bueno, casi cualquier compañía. Y los Sony Ericsson se rompen justo cuando acaba la garantía.
Me siento altamente identificado con el señor, pero creo que me voy a convertir en una versión española y masculina de su cuñada. Al menos así, devolveré energía al mundo, oigan.

Barbara dijo...

Ay Marcelo, me hacés reír mucho!
Te compadezco. Pero me relaja saber que el problema no es el pitutito de internet que te lo había defendido yo!!! :)

Que se recupere tu telefonito!!!

Besos!

Barbara dijo...

Ah! ahí leí el comment de Colette y me parece muy buen dato.

Una vez se había roto mi compu y cuando la llevé a arreglar me dijeron que la dejara 2 semanas...

Laburo con la compu, así que era todo un problema. Fuí de nuevo, aconsejada por mi padre, y les dije que se iban a tener que hacer cargo de mi lucro cesante, porque les había comprado el equipo en buena ley para trabajar, y me estaban dejando sin laburo por 15 días... les hice una cuenta rápida de cuánto me debían, y a final de la primer semana me devolvieron la máquina arreglada.

Deciles algo así y que se tienen que hacer cargo de importantes sumas de dinero. Solo eso los asusta ;)

Beso!

Leo Lob dijo...

Sos un capo, Lacanna!
Tal como sugirio otro usuario, aprendete dos o tres terminos legales, y pedi hablar con un supervidor.
Te van a decir que "Justo no hay ninguno disponible", pero deciles que te devuelvan el llamado dentro de las proximas tres horas, o vas a hacer la denuncia a Defensa del Consumidor. Suele ser muy efectivo.

el hermano de lacanna dijo...

al fin viejo...
te tiene que pasar algo malo para que te pongas a escribir algo como la gente?
Seguí comprando teléfonos de garcha como el que compraste así seguís inspirado.
La verdad que es un teléfono del orto. Igualmente pasame ese recital de Bon Jovi en vivo en el Subte B que me hiciste escuchar el otro día.

Baterflai dijo...

Tendría que existir una palabra para "desgracias relatadas con donaire" ya que gracias a esa palabra, acabo de reírme muchísimo.

Dr Joaquín Castro dijo...

Lo lamento por tu situación y gracias por escribir y hacerlo público, es muy divertido. Saludos

Manu P. dijo...

Oscar, tu comentario me da bronca.
Parece que no hubieras entendido nada del concepto del post. Perdón por la opinión mala onda =$

Si te sirve de consuelo, yo dejé en el servicio técnico un celular que había comprado en movistar, rosa opaco, delicado.
Me devolvieron uno pintado con aereosol (no es una manera de decir) en rosa chicle, con pedazos sin pintar que deslumbraban el aparato en crudo.

Después de decirles enojada que ese no era mi teléfono, argumentaron que la policía había hecho un allanamiento y se había llevado muchos aparatos, entre ellos, el mio.

De más está decir que me quedé con esa porquería, puteando, y sin poder descargarlo en ningún grupo de autoayuda.

Gracias.

Oscar dijo...

Maru P., justamente porque entendí perfectamente el concepto del post es que remarqué el error en el título. Vos fijate: las quejas de experiencias anteriores son con una laptop y el cable. O sea, nada que ver con Personal. Marcelo no jode, pero tampoco comenta que haya tenido ningún problema. Con el cambio de teléfono, aparecen los problemas y le dicen que lo cambie. Efectivamente, los Sony Ericsson son de bastante mala calidad, más los modelos medio pelo como dice Marcelo que compró. Eso es responsabilidad de la empresa fabricante, no de la que brinda el servicio de telefonía. Fijate que el mayor déficit se nota en la reproducción de MP3, cuestión ajena por completo al servicio. Y la mala atención y problemas posteriores son de Multipoint, que es la tercera que presta el servicio técnico. Y que te es impuesta por la marca: a Vos Sony, Nokia o Blackberry, cuando te venden equipos, te marcan dónde tenés que derivar la atención técnica. En suma, entendiendo las mil razones que asisten al pobre Lacanna para quejarse, yo me limité a señalar que de las tres empresas que están del otro lado. una fabrica el aparato y tiene esa culpa, la otra lo tiene que arreglar y carga con su mal servicio o atención; y Personal lo único que hace es dar el servicio de telefonía, que parece ser lo único que anda bien de todo. El post, entonces, debiera titularse "Algo Sony", o "Algo Multipoint". Perdón por la lata, y más que nada a vos, Marcelo. No tenés por qué conocer esas cuestiones, pero es así. Y si alguna vez te pasa algo similar, devolvelo dentro de los 5 días y sin que tengas que decir por qué se te cambia por uno nuevo o se te reembolsa íntegro el precio. Pasados esos 5, alpiste: a servicio técnico.

Virginia dijo...

Si Personal no quiere hacerse responsable, que no venda los teléfonos. Frente a un problema, Personal debería cambiar el aparato de una y después putearse con Sony. La imagen que dejan frente al cliente es pésima. Y la pérdida de credibilidad vale mucho más que un celular de morondanga. Yo no tengo Personal, pero ahora nunca los contrataría si quisiera cambiar.

La Srta K. (y La Srta N. que está a mi lado) dijo...

Al fin muchacho!!!

Si te hace sentir mejor, mi puta Blackberry un día me dejó de funcionar, la lleve al negocio, la mandaron UN MES a arreglar, me dieron otra que funcionó una semana y volvió a romperse, la llevé a arreglar...otro mes más y la tercera que me dieron mostró la misma falla que antes, en cuanto la encendí.
Los mandé a la reconcha de la lora, les pedí que me comunicaran con el centro de reparaciones de Blackberry a quienes también mandé a la reconcha de la lora, me compré una nueva en ebay y denuncié la vieja como perdida para que me la pague el seguro del banco.

Besos Lacanna!

Mariana dijo...

Dos cosas. Primero, desearle lo mejor a Marcelo en esta vicisitud que le ha tocado padecer. Segundo, rescatar la expresión "los pajaritos se caían muertos de los árboles". Es algo que me causa mucha gracia y que conocí por tu libro; creo que hablabas de las madres que te aconsejan usar saquito aunque haga mucho calor (y si la memoria no me falla decías "pajaritos volteados de los árboles").
¡Ah! Oscar, ¿cómo el post se va a llamar "Algo Sony"? ¿Cuál sería la gracia o el juego de palabras? Yo, si encuentro un título que diga "Algo Multipoint", sigo de largo...

Oscar dijo...

OK, Mariana, pero si es por gracia, diría Dolina, ponele de título "el paisano que va a comprar supositorios". Yo entiendo que además del obvio juego de palabras, marcaba un destinatario de la queja, y a eso me referí...

caro dijo...

Oscar, vos sos accionista de personal, o algo asì? Dejà de hacer de defensor de pobres y ausentes, que te puedo asegurar que estas empresas pueden defenderse muy bien solitas

Oscar dijo...

De eso laburé muchos años, Caro. De defender a Personal, justamente. Por eso sé de qué hablo. Porque por un Marcelo que en serio tiene un motivo de queja, aunque la apunte justo al que menos tiene que ver; tuve que ir a audiencias en Defensa del Consumidor de señoras que se quejaban (te lo juro por mis hijos) de que al agendar un número, las palabras "Teléfono" y "Dirección" le aparecían sin tilde.

Marcelo Lacanna dijo...

¡Haya paz! ¡Dejen de pelearse que esto no es la oficina de defensa del consumidor, ni la liga de amas de casa!

Y no le tiren cascotes a Oscar, que aunque no estemos muy de acuerdo, hasta donde yo sé está hablando con buena onda y buena fe. Además, reconozcamos que para presentarse aquí diciendo que defiende (o defendió) a Personal, hay que ser guapo.

Pero ya que estoy por acá, dejame, Oscar, agregar algo.

Ciertamente, la disección casi forense que hacés del problema y del reparto de responsabilidades es legalmente impecable. Es más, podríamos seguir profundizando y decir que la culpa tampoco es de Sony Ericsson, sino de la contratista que le provee los chips de audio, y ésta a su vez podría aducir que todo fue causado por un operario chino que se presentó a trabajar en un mal día, y que yo debería arreglármelas directamente con él, pero ya estaríamos intentando hacernos demasiado los graciosos.

Sos abogado y decís haber estado “del lado de adentro mucho tiempo”, lo que te dota de un conocimiento del que yo, con mi secundario incompleto y mi ubicación “del lado de afuera”, carezco completamente. Más aún, mi ignorancia y confusión se ven aumentadas, toda vez que el dichoso telefonito no lo conseguí en una cueva de Once, sino que fue comprado –precisamente- a Personal. Y la factura de venta de ese telefonito ostenta el logo de Personal. Y el cargo en mi tarjeta de crédito por los $459 que me costó el telefonito figura imputado a Personal.

En cuanto al servicio técnico prestado por Multipoint, que vos mismo reputás como no muy bueno, permitime decirte que no es que llegué a él por la guía telefónica, sino que me fue referido por la agente de Personal que atendió mi reclamo, y es el único centro de servicio técnico autorizado por Personal.

Y sobre el teléfono en sí, del que vos decís saber que no es muy bueno y que es de bastante mala calidad, compartiendo un conocimiento hijo de tu propia experiencia personal o –tal vez- del hecho de haber estado del lado de adentro mucho tiempo, dejame decirte que yo carecía de este conocimiento al momento de decidir mi compra, y lo adquirí porque figura entre los equipos promocionados por Personal en su página oficial, y porque me fuera ofrecido muy entusiastamente por el vendedor que me atendió en la oficina de Personal. Esta es –tal vez- la única corrección que me permito hacerte: pese a que vos decís que Personal “lo único que hace es dar el servicio de telefonía”, te informo: también vende teléfonos. Y cobra por ello.

Hasta el momento, la única persona física o jurídica que no puedo relacionar directamente con Personal es Bon Jovi.

Es por esa misma razón, Oscar, que cuando el teléfono no anda y uno empieza a acumular órdenes de reparación, números de trámite, códigos de acceso y llamados telefónicos a empresas en las que todos sus operadores se encuentran ocupados, un momento por favor, se le permite a uno la desprolijidad de no poder separar con quirúrgica precisión las responsabilidades entre prestadoras de servicio, fabricantes de terminales y servicios técnicos autorizados que vos diferenciás con profesional eficacia, sino que uno simplifica por el denominador común y uno putea a Personal.

Por supuesto, yo reconozco mi responsabilidad en la parte que me toca. Yo no probé exhaustivamente mi nuevo teléfono durante esos cinco días. Yo no me pasé cinco días llamando a toda mi agenda desde distintas zonas de cobertura, ni me puse a comprobar que el MP3 sonara bien, que los jueguitos fueran entretenidos, que la camarita me sacara lindo, ni que la calculadora no intentara dividir por cero.

Porque como bien decís vos: “Pasados esos cinco, alpiste: a servicio técnico.” Es por eso que yo no escribí una queja formal, ni una carta documento, ni una denuncia ante Defensa del Consumidor, ni nada de eso, sino un simple post pretendidamente gracioso, en un blog pretendidamente gracioso.

Yo “alpisté”. Tengo 37 años, soy argentino, y he sido cliente regular de muchísimas empresas argentinas prestadoras de servicios.

Podría decirse que estoy acostumbrado.

Oscar dijo...

Extraordinario, Marcelo. No es justo que uno, desde su modestia personal (sin juegos de palabras) deba ahora contestarte a vos, que para ser un iletrado estudiante de secundario incompleto, te las rebuscás admirablemente bien.
El post es sumamente gracioso, y logra absolutamente su cometido que sin dudas no es que Multipoint se asuste. Y tenés toda la razón del mundo en que el aparato lo compraste en Personal, que lo vende y no es absolutamente ajena al asunto. Pero así como vos sos una persona de bien y te quejás con razón, te podría mostrar decenas de casos de tipos que a los once meses y medio de comprar un aparato - 15 días antes de que venza la garantía - lo mojan o lo golpean a propósito y pretenden que les den uno nuevo. Por eso existe la Ley de Defensa del Consumidor, para garantizarte tus derechos pero ponerte plazos para ejercerlos.
Y en cuanto a lo que me parecía más sólido, que era que no elegiste vos ir a Multipopint sino que te mandó Personal, quise aclarar (sin suerte aparentemente) que tampoco es Personal quien elige libremente el Servicio Técnico. Las marcas autorizan e imponen ciertas empresas para brindarlo. Si Personal quiere vender Sony, tiene que aceptar que el service es ese.
Lo de alpiste fue una grosería de mi parte, producto de mi deseo de no extender el comentario más de lo prudente, cosa que ya he hecho por demás.
Te sigo, te entiendo y te garantizo que si esto pasaba hace un año yo me encargaba de que te dieran un teléfono nuevo, de puro cholulo que soy. Y porque lo hice más de una vez cuando pude y me parecía que el cliente tenía razón. Pero en este caso, además de que ya estoy afuera, creo que como fruto de mi profunda disección concluyo en que Personal se come la puteada pero no es el real culpable.
Y como consejo, la próxima comprá Nokia. Sin dudarlo.
Un abrazo y mil perdones.

El blogudo dijo...

Un par de cosas un par:

1. Si vos comprás ese mismo teléfono en Sony (donde, ya que estamos, no tienen cassettes para una videocámara con un formato exclusivo de Sony que ellos mismos me vendieron, ni la funda correspondiente al w810 -para que no se me raye la pantalla- por el cual pagué $1500), no te va a salir cuatrocientos y pico sino más, porque las empresas de telefonía subsidian los equipos para poder dar un "diferencial" (este adjetivo no refiere a algún defecto en el par cromosómico 21 de algunos de sus empleados, aclaro). Entonces, el teléfono te lo está REVENDIENDO Personal.
Pá que quede claro (bueh, sí, cuack): si yo le compro un fitito a un tipo, él se hace cargo, no Fiat.
Si les queda alguna duda, intenten comprar un iPhone para Movistar en un MacStation, que tienen tongo con Claro.

2. Intenté arreglar mi teléfono Gigaset en Multipoint (son el único service oficial de Siemens). Después de 3 semanas en que ni lo habían abierto y de putearme con quien acertara a pasar por delante mío, desistí.

3. Defensa del consumidor no sirve para nada. Yo empecé un reclamo por Cablevisión y, después de un año donde no se logró nada, pasó a "Daño directo", donde me dijeron que "le van a poner una multa" a la empresa. Cuando pregunté cuándo iba a poder reclamar la solución de mi problema, me dijeron "ah, tendrías que haberlo arreglado en Defensa al Consumidor, y eso ya pasó. Si querés, haceles juicio".

4. Tu cuñada debería intentar hablar con la Sra. Ernestina Herrera de Noble Repulgue. Roberto ya palmó.

5. En mi barrio, "estar del lado de adentro" tenía cierta reminiscencia a ser delincuente. Curiosa la analogía con los abogados...

6. Te odio. No podés escribir tan bien.

Juan.

Cassandra Cross dijo...

Aprenda de una vez, buen hombre, a aceptar consejo de celularófilos antes de comprarse un aparato. No conozco una sola persona que recomiende los Sony Ericcson.
Aguante Nokia!

PD: soy la única que se alegra de que no escriba seguido nomás porque piensa que lo está pasando bien?

Anónimo dijo...

Genial!!!!

Lucía dijo...

Qué genio! cómo me gustaría que leyeras mi blog
un saludo

Steve Jobs dijo...

Wow!

Tienes un iPod y un Sony Ericson!!!

Tú si que debes ganar bien!!!

EL JUSTICIERO DEL BLOG dijo...

Cuando se producen debates de esta naturaleza, lo mejor es volver a las fuentes (y no me refiero para lavarse las patas).
Péguense una vueltita por el link que les dejo a continuación, prestando particular atención a lo expresado en el Capítulo IV. Sí, adivinaron: se trata de la Ley 24240 de Defensa del Consumidor.
Ah, Oscar, te lo digo con la mejor onda: pegale una leidita ya que es bueno que los profesionales esten actualizados en el/los rubro/s de su competencia.
http://www.infoleg.gov.ar/infolegInternet/anexos/0-4999/638/texact.htm

Oscar dijo...

Gracias, Justiciero. No dice nada que yo no conociera ni que no se ajuste por completo a lo que dije aquí basándome justamente en esta ley.

EL JUSTICIERO DEL BLOG dijo...

Siguiendo con lo anterior, que me decís Oscar acerca de lo señalado en el Art. 13?. Que responsabilidad le cabe a Personal como vendedor del malogrado aparatito del pobre Marcelo??.

Oscar dijo...

La de asegurar un Servicio Técnico como lo dice el art. 12, Justiciero. Que es lo que hizo.

EL JUSTICIERO DEL BLOG dijo...

Me parece que por ahí también habla de "cumplimiento" el Art. 13.
Y por lo visto, este último ítem está (o estuvo, ya que desconozco la situación actual) en veremos. O sea, si el servicio técnico NO CUMPLE, Personal es solidariamente responsable. O no?

EL JUSTICIERO DEL BLOG dijo...

Y vos, querido Oscar (ya te estoy tomando cariño), como Abogado, sabrás mejor que yo, que soy un humilde Productor-Asesor en Seguros, que en caso de que Marcelo decida recurrir a la Justicia, su representante legal le revoleará C.D.'s a todo lo que se mueva y respire.

Oscar dijo...

Por supuesto. Si el Servicio Técnico no puede reparar adecuadamente el equipo, se le va a entregar uno nuevo. Pero eso cuando el ST certifique que es irreparable.

Oscar dijo...

Y querido Justiciero, si por cada CD que va a parar a la basura me dieran un centavo, te invitaría un mes a Jamaica.

EL JUSTICIERO DEL BLOG dijo...

Como dijo el descuartizador, vayamos por partes: si a instancias de un certificado de imposibilidad de reparación del equipo emitido por el ST se le entrega un equipo nuevo, estariamos frente, ni mas ni menos, a un caso de cumplimiento de la Ley; Pero, no te olvides de los eventuales daños y perjuicios, lucro cesante y todo lo que le pueda caber a la situación. Y ahí sí que hasta el Abogado más incompetente que se te pueda ocurrir, sabe que Personal (en este caso particular) forma parte de la lista y no precisamente de saludos navideños. En cuanto a las Carta Documento que van a parar a la basura y que bien alcanzarian para alfombrar la Panamericana con 87 capas de papel químico, eso es harina de otro costal. O me vas a decir que, en el hipotético caso de que Marcelo te contrate como su representante legal, vos no pondrías a Personal entre las demandadas, especialmente cuando la letra de la ley está claramente de tu lado???; que despúes se haga justicia o no, eso ya es otra cosa.
Che, con 15 dias en Jamaica me conformo igual; yo compro los churros.

Oscar dijo...

Creo que lo estamos poniendo muy pesado para todos, y en casa ajena. Pero para cerrar si te parece te digo que si una vez determinado que no tiene arreglo se lo cambian, no hay conducta que justifique el reclamo de daños porque se cumple con lo que marca la ley. Por lo demás, si vos comprás un celular a título personal y sin un CUIT asociado, el reclamo de lucro cesante se te va a hacer muy cuesta arriba.

EL JUSTICIERO DEL BLOG dijo...

Tenés razón Oscar; la pusimos muy pesada (mil disculpas Marcelo, es que nos dejamos llevar por la pasión). Pero, para terminar, no creo que la ley habilite a que te tengan dando vueltas durante años hasta que a alguien se le cante emitir el dichoso certificadito. Todo tiene un límite. No se será, quizás, lucro cesante la figura que aplique en el caso de Marcelo pero no me vengas con que no se puede hacer nada. Aunque sea, "Privación ilegal de la libertad de un celular en el cual Richie Sambora suena haciendo FSSSSSSSSSSSSS"
Lo de los churros sigue en pie.

el Bruche dijo...

Lacanna, llega a escribir sobre el aborto hasta el Vaticano no paramos...

Mariana dijo...

Yo coincido con el punto 6 de Juan: Dios te conserve la labia, Marcelo, que te tiró de las patas...

Matias Ozuna dijo...

Te juro me paso lo mismo pero con movistar, me compre "casualmente un sonny ericson" y a los dias ELLOS, SI SI ELLOS ME BLOKEARON la linea sin previo aviso motivo o razon.Perdi todo el dia en la central reclamando, me mandaron a un multipoint, y me dijeron que volviera a la central porque el problema era del "software", vuelvo a la central (tambien era en verano) y me dicen que el telefono lo habian bloqueado porque era robado. ME LO VENDIERON ELLOS Y ERA ROBADOOOO!!!!

Matias Ozuna dijo...

Te juro me paso lo mismo pero con movistar, me compre "casualmente un sonny ericson" y a los dias ELLOS, SI SI ELLOS ME BLOKEARON la linea sin previo aviso motivo o razon.Perdi todo el dia en la central reclamando, me mandaron a un multipoint, y me dijeron que volviera a la central porque el problema era del "software", vuelvo a la central (tambien era en verano) y me dicen que el telefono lo habian bloqueado porque era robado. ME LO VENDIERON ELLOS Y ERA ROBADOOOO!!!!

Gabriela dijo...

PORRRRRRR FIN!!!........ Volves a escribir! Perdón que venga con reproche pero que sucede con tanta ausencia??? te debe estar pasando algo bueno, Ok, buenisimo; pero canalizalo tambien x aca!

Fernando dijo...

Más allá de los debates que parió tu comentario, te tengo que decir lo mismo que dijo otro lector: No me podés hacer reir de esa manera en mi laburo... Se piensan que estoy mal de la cabeza porque no puedo parar...

Delivery dijo...

No podrías escribir algo sobre el colectivo?

O los helados que tan rápido se derriten últimamente.

Dale, copate!

EL JUSTICIERO DEL BLOG dijo...

Bué, ya que armé cierto tole tole con otro lector, aprovecho este espacio para pedirte que le hagas llegar mis felicitaciones por el Oscar, a tu amigo Pablo. Yo ya se las dí en persona a otro de los ganadores, cafe por medio.

Noël dijo...

Jaaaaaaaaaaaaa!! Qué fenómeno que sos, jajaja.
Yo tengo uno y nunca me funcionó mal. Pero coincido con que el puerto de los auriculares y el de carga de batería es una porquería del orto.
Genial.

Zoso dijo...

http://berteolate.blogspot.com/

El blog que no promociono la playa de Ricardo Fort en Mar Del Plata este verano

http://berteolate.blogspot.com/

El Vasco dijo...

Los de multipoint, los de personal y los de celulares sony walkman son unos putos.
Si, unos putos.

Los hijos de puta que están en Av Cabildo cerca de Echeverria.

Son todos putos.

Metánse el doblevenomeacuerdoelnumero en el orto y pongan vibrar.

Putos.

Muchas gracias.

Aerwyn dijo...

Cri cri............... ¬¬

Matias Ozuna dijo...

Siempre vuelvo a entrar con la esperanza de ver una entraada nueva jeje

veranovioleta dijo...

Marcelo por la presente me dirijo a Ud para informarle que en Mendoza, lugar donde naci y soy residente el servicio de CLARO es igual o peor al que usted describe. Nos tienen podridos con una internet que peor no puede funcionar (cuando funciona), la informacion viene en sulki y nos lo cobran cual si viajara en jet. no hay donde quejarse porque nos atienden las mismas Msdrina que a ud y no tienen un puto gerente con quien pasarte. Asi que no se sienta solo y paseme el tel de ese grupo de autoayuda al que Ud concurre. desde ya muchas gracias. Verano Violeta

Majo dijo...

hoy me acordé de vos.Pensé: me doy una vueltuita por el blog de Lacanna que hace tiempo no lo hago... y me encontré con el mimso post de la última vez...

y me acordé que cada tanto te conmovías y prometías escribir más seguido, digo, cuando te dejó la chica más linda del mundo, o cuando te entraron a robar y saltábamos todos a hacerte el aguante y valía la pena entretenernos más seguido...
dicho sea de paso, -como con todo artista- la tragedia te trae el beneficio de la inspiración... no digo que te la desee, no... pero espero novedades!

Saludos

any dijo...

trabajo en una biblioteca de una institucion militar y con mi compañera nos estamos riendo a carcajadas, con todos tus post del coso este. Deci que soy la jefa porque si no ya me hubiera mandado a echar jaja

Xodie dijo...

Buenisimo chabon, me gusta como escribis y el aura zen que transmitis. Paz!

tequesta dijo...

y?
que hacemo?

Paula dijo...

Casi casi que me muero muerta, de risa....muy bueno, lastima que no es ficcion!

nuxis dijo...

Como dijo alguien más arriba, las "desgracias relatadas con donaire" me hacen reir muchísimo.
Este relato es genial y fiel a tu estilo.

Te cuento que en mi proceso de recuperación, transité las 5 etapas:

1) Negación de un buen producto/servicio.

2) Ira, como tu cuñada.

3) Negociación que nunca me ofrecieron.

4) Depresión por no disfrutar de lo que pagué.

5) Aceptación: ahora soy una cliente zen.

Jack-Kun dijo...

PARA CUANDO UN NUEVO POST, LACANNA??!!!!

EL JUSTICIERO DEL BLOG dijo...

Volvé Marcelo, volvé; Prometo no polemizar nuevamente con otro lector a causa de un post tuyo (bué, al menos por un tiempo).

EL JUSTICIERO DEL BLOG dijo...

FELICES SEIS MESESSSSSSSS!!!!!!!!!
(sin que este muchacho postee nada...).
Si será de Dios.

EL JUSTICIERO DEL BLOG dijo...

Claaaaaaro... El tipo anda muy activo en el twitter for dummies, mucho beber en el Velma mientras se extirpa el oido medio con los Tifosis, mucho reirse con la cruza de Jr. con Ricky Fort, pero de postear algo decente...¡¡¡minga!!!

Majo Arrigoni dijo...

por lo menos todavía lo leo y me causa gracia...

Mariana dijo...

Che, yo creo que con la cercana visita de Bon Jovi este pibe *tiene* que aparecer... Por las dudas, ya llamé a Missing Bloggers

Anónimo dijo...

Dale Lacanna,arranquemos!!!!!!

Anónimo dijo...

jajajajajajaj GENIAL!!!!!!...tenés que hacer como yo, ponete de novio/a con alguien de la empresa así te soluciona todo de una y cuando te pelees con el/la tratá de hacerlo en los mejores terminos...si no, fuíste!