jueves, 19 de febrero de 2009

Sobre el Facebook, la privacidad de la información y un par de fotos mías con el culo al aire

Y resulta que ayer todo el mundo se desayunó con el temita ése del Facebook, la privacidad de los datos y el “uh, ¿entonces esa huevada que dije va a quedar ahí para siempre?”.

Je, je. Mirá cómo me río. Je, je.

La noticia ya la sabe hasta mi mamá (literalmente, hasta mi mamá, que me llamó por teléfono, toda preocupada), así que vamos a hacerla corta: Facebook (una plataforma de publicación en Internet administrada por una empresa privada, como Twitter, como Blogger, como YouTube, como Taringa) hizo públicos sus nuevos “términos de servicio”, dando cuenta de que:

  1. Al escribir algo en Facebook (o mediante Facebook, o a través de Facebook, como quieras llamarlo) vos estás autorizando a Facebook a publicar esta información y compartirla con otros usuarios de Facebook.
  2. Esa información puede quedar ahí hasta el año del arquero, el cierre de Facebook o el fin del mundo, lo que ocurra primero.

Y por esta nadería vino todo un escándalo, un rasgado de vestiduras, un gemir y un rechinar de dientes, y notas en Clarín, en La Nación, en Perfil, en CNN, en TN, en Canal 26, en Utilísima Satelital y en el Canal Rural, y ayer fue la noticia del día.

Y parece que mucha gente se indignó, y amenazaron con borrarse de Facebook, y organizaron un boicot contra Facebook y no sé qué más, tanto que tuvo que salir el capo de Facebook a decir que “me parece que no entendieron nada, pero bue, no se pongan así, volvemos todo atrás, volvemos todo atrás… qué carácter, che…” y decidieron anular los nuevos términos de servicio y volver a la versión anterior, que dice más o menos lo mismo, pero escrito de un modo distinto.

Y yo leí los “nuevos” términos de servicio de Facebook y los “viejos” términos de servicio de Facebook (y que ahora vuelven a ser los “nuevos” términos de servicio de Facebook) y pensé: ¿Y? ¿A qué viene tanto alboroto? Y los leí de nuevo. Y seguía preguntándome a qué se debía tanto escándalo.

Hasta que entendí: recién ahora se habían dado cuenta.

Millones de usuarios de Facebook se habían dado cuenta de algo.

Algo que yo sabía, algo que millones de personas sabían… pero algo que –evidentemente- otros millones de personas no sabían.

Resulta que uno no es el dueño exclusivo de lo que uno publica en Facebook. Ah -¡pero mirá vos!- qué novedad. ¿Y recién ahora te das cuenta?

P-pero… ¿Y la propiedad intelectual? ¿Y mis derechos como creador de una obra artística? ¿Y la privacidad? ¿Y mi derecho a la privacidad, eh? ¿Y la Constitución Nacional? ¿Y el Pacto de San José de Costa Rica? ¿Y la Convención de Ginebra? ¿Y hasta cuándo vamos a tener que soportar el avasallamiento de nuestros derechos por parte del imperialismo yanqui, eh? ¿Acaso Facebook no es un servicio público, eh? ¿Y el gobierno no hace nada? ¿Es que Kristina se va a kedar de brazos kruzados, eh?

Y la cuestión es que ayer, muchísimos medios de comunicación no hicieron más que confundir más, hablando de lo que no saben y haciéndose los cancheros. Y no vayan ustedes a creer que yo voy a escribir esto que voy a escribir porque quiero defender a la Facebook Inc., o porque hoy me desperté con ganas de desasnar burros. Nada más lejos de la realidad.

Simplemente me parece que esto nos da una excusa para pensar un poco, algo que no viene mal, muy de tanto en tanto.

Aclaración n° 1: Todo este asunto del Facebook no tiene un pedo que ver con los derechos de autor o la propiedad intelectual

Lo primero que vamos a abordar, muy por arribita, es el pánico que le entró a millones de escritoritos, musiquitos, pintorcitos, fotografitos, artistasplastiquitos, periodistitas y artistitas en general, con respecto al riesgo de que Facebook les “robe” la propiedad intelectual sobre sus obritas y las use en beneficio propio, sacando un libro con los textos que vos escribís en Facebook, o con esos collages tan graciosos hechos en Photoshop que vos ponés en tu perfil de Facebook, o con las fotos en culo que vos ponés en tu grupo de Facebook.

Tranquilo. Nunca va a pasar tal cosa.

Pensemos un minuto, que de eso se trata. Facebook es una empresa que vale –moneda más, moneda menos- cuatrocientos cincuenta mil sextillones de dólares. ¿En serio vos creés que Facebook va a sacar un libro con los textos que vos publicás? ¿O con las fotos en baja resolución que subiste a tu álbum “Navidad 2008”? ¿O un disco con tus covers de Arjona en MP3 sampleados a 64 kbps?

Nnno, ¿no?

Te lo pregunto otra vez, para que no quede ninguna duda: ¿Vos creés en serio que existe la más reputísima de las posibilidades de que Facebook edite un libro, un disco, o un algo con TU material, para ganarse unos… ponele… 200 pesitos más?

Seguro que no, ¿no?

Lo que sí hace Facebook es hacerte aceptar unos “términos de servicio”, según los cuales vos le das toooooooodos esos derechos para que los tipos puedan publicarlo en Facebook… que es al fin y al cabo lo que vos querés. Es como decirles: "mirá, Facebook, cada vez que yo suba una foto en culo, o mi opinión sobre tal cosa, yo te autorizo a que vos las publiques en tus servidores y en las páginas del dominio ése tuyo, www.facebook.com, que es tuyo, no mío". Pero es porque son norteamericanos. Y vos viste cómo son los norteamericanos. Ellos se tienen que cubrir poniendo toooooooooooodo por escrito y tooooooooooooodo es fully granted, neverending, non-binding, for all purposes…

Es como con el café. Vos pedís un café caliente y te lo tienen que dar en un vasito que dice: “WARNING: THIS COFFEE MAY BE CALIENT!”, porque si no vos vas, te quemás la trompa como un boludo y les hacés un juicio por cien millones de dólares por no haberte advertido que el café caliente que vos pediste estaba caliente. ¿Se entiende?

Bueno, lo mismo pasa con las boludeces que vos escribís en Facebook. ¿Vos querés escribirle “puto el que lee” en el muro a tu amigo Pirulo? Bueno, firmame acá –dice Facebook- dejando en claro que vos (en adelante, EL USUARIO) me estás autorizando a mí (FACEBOOK) de por vida e internacionalmente y por el resto del campeonato a utilizar tu mensaje “puto el que lee” (en adelante, la OBRA DEL USUARIO) para que yo pueda ponerlo en el muro de tu amigo Pirulo.

Y si no te gusta, no lo escribás en Facebook, que al fin y al cabo no es tuyo, ni de tu amigo Pirulo, ni un servicio público, sino un sitio comercial como cualquier otro. Llamalo por teléfono a Pirulo (en adelante, EL OTRO USUARIO) y decile: “¡Puto!” y no me rompas las pelotas más a mí (en adelante, FACEBOOK).

Nadie te obliga a usar Facebook, macho. Es un página comercial, como cualquier otra. Sólo que gratuitamente (por ahora) te permite usarla sin mayor complicaciones para que vos puedas poner “Fulanito is abarajanding la bañera”, subir tus fotos mostrando lo fuerte que estás en tanga, escribirle pavadas en el muro a tus amigos, hacerte miembro del grupo “¡SALVEMOS A LOS MAMUTS ANTES DE QUE SE EXTINGAN, AY!” y mandar un Uinipú de regalito. Eso es todo. Sólo que para hacerlo, vos les tenés que aceptar todo lo que ellos te pidan, pero no lo hacen ni de hinchapelotas, ni de avaros, ni de avasalladores, ni de ladrones, ni nada. Lo hacen porque son una empresa norteamericana y ya deben haber tenido algún vivo que les haya querido hacer un juicio para sacarles unos pesos.

Si te gusta, bien y si no también. Y si no, ¿sabés qué? Si tenés algo que decirle a tu amigo, llamalo por teléfono. O mandale una carta. O comprale un osito de peluche de verdad y regaláselo y listo.

Pero no me vengas con que tenés miedo de que John Facebook se haga más multibillonario por publicar un libro con tus ingeniosísimos aforismos.

Así que el tema de los derechos de autor, la propiedad intelectual y la mar en coche queda aclarado.

Pasemos al temita de la privacidad, y van a ver cómo la cosa se pone más interesante.

Aclaración n° 2: Y… nnnop… La verdad es que muuuuy privado no es

Otro tema que está causando estragos en el sistema nervioso de millones de usuarios de Facebook es la cuestioncita ésa de la privacidad de la información. Esta no es precisamente una gran novedad, especialmente desde que se armó el escándalo ése del jefe de prensa del entonces candidato Obama manoseando a una Hillary Clinton de cartón, pero en fin, resulta que al menos en muchos medios de comunicación, parece que recién ayer mucha gente se desayunó con que andar pelotudeando en Facebook no es lo mejor que puede hacer si uno es muy celoso de su privacidad.

Pero esto no es culpa de Facebook, tampoco. Hasta donde yo sé, Facebook no espía a la gente, ni es un Gran Hermano, ni es un servicio de inteligencia. No. Facebook almacena y muestra información sobre vos, que VOS decidiste hacer pública, o que alguien (un amigo tuyo, por ejemplo) decidió hacer pública.

Entonces, si vos subís fotos tuyas en pelotas para compartir con tu grupo de Facebook “NUDISTAS POCO DOTADOS”, que no te asombre si el lunes cuando vayas a la oficina escuches risitas desde el rincón del botellón de agua. Me dirás: “¡Eh, pero yo subí esa foto al grupo NUDISTAS POCO DOTADOS sólo para ser vista por los miembros de ese grupo!”. Y yo te digo: sí, bueno, pero resulta que uno de los miembros de NUDISTAS POCO DOTADOS es también miembro del grupo “I WORK IN BULONES DON ERNESTO”, que es donde laburás vos, gil, mientras los turros de tus compañeros, reunidos alrededor del surtidor de agua susurran: “por favor, que el nudista deje de decir la palabra ‘miembro’ o me meo, mmppppfffffjajajaaaaa…”.

O ponele que vos tenés 36 años pero batís que tenés 30. A tooooodo el mundo le decís que tenés 30… A tu novia le hacés creer que tenés 30… Tus compañeros de paddle creen que tenés 30… Y vos, boludo, vas y te hacés miembro del grupo: “Egresados 1990 del Santa Paja del Pesebre de Jesús”. Sonaste. O un compañero tuyo sube una foto del colegio de cuando iban a cuarto grado, y aparecés vos sosteniendo el cartelito que dice: “4°B TURNO MAÑANA – 1982”… Se te cae toda la mentira al carajo.

Por supuesto que Facebook tiene unas novecientas mil opciones para ajustar tu –llamémosla- “privacidad”, gracias a las cuales vos podés indicar quiénes querés que vean tus fotos (si todo el mundo, si sólo tus amigos, si tus amigos y los amigos de tus amigos, si tu mamá), quiénes querés que lean tu muro (si todo el mundo, si sólo tus amigos, si tus amigos y los amigos de tus amigos, si tu mamá), y quiénes pueden ver tu perfil y quiénes pueden ver lo que respondiste en el test: “Do you swallow or do you spit?". Pero de ahí a pedirle al usuario medio de Facebook que lo sepa usar… Vamos, si ni siquiera saben responder a la segunda pregunta que te hace Facebook para abrir tu cuenta, apenas después de tu poner tu nombre, y es por eso que hay tanto boludo de “San Juan, PR”.

O todos conocemos usuarios de Facebook que no entienden la diferencia entre el “Enviar un mensaje (privado) a Pirulito” y el “Escribir en el muro de Pirulito”, por lo que cada vez que entramos a Facebook vemos que Fulanito escribió en el muro de Menganito: “Mostro, me vendiste marihuana que no pega!!!!! Te estoy llamando al 15-555-555 y no atiende nadie, che! Media pila!”. O ya a un nivel de torpeza patológica no diferencian entre el mensaje privado, el muro y su propio estatus (el Fulanito is…), por lo que hay no pocos pelotudos con estatus como Fulanito is sí, juas, ya le dije a Felipe.

Pero si no le podés pedir a un tipo que indique correctamente la ciudad en donde vive, mal podés pedirle que se tome en serio el tema de la privacidad como para que se dé cuenta de que a lo mejor no es la más fantástica de las ideas el aparecer como miembro de los grupos “DOCENTES ARGENTINOS EN FACEBOOK” y “A QUE JUNTO 100,000 FIRMAS PARA QUE BAJEN LA EDAD DE CONSENTIMIENTO!!!”.

Estamos viviendo tiempos muy modernos, muchachos. Tiempos muy excitantes, muy divertidos, muy tecnológicos, con mucho Facebook mobile for iPhone, mucho Twitter, mucho blog y mucho “what are you doing right now?”. Tiempos donde la privacidad es un concepto cada vez más abstracto. Tiempos donde el secreto más oscuro de una persona está a la vuelta de un forward de un mail equivocado.

Pero si te metés a boludear en Facebook, sabé que estás jugando un juego en el que en cualquier momento el viento te da vuelta la carta más brava.

Y como dice el filósofo, if you like the peach

Aclaración n°3: Y sí, es para siempre. Lola.

Aparentemente, el grueso del alboroto del día de ayer alrededor de Facebook fue debido a una clausulita que decía muy explícitamente que lo que uno escribía, posteaba o publicaba en Facebook quedaba ahí por el resto de la cosecha, aunque el usuario decidiera dar de baja su cuenta.

¿¿¿Cómoooooooooo??? ¿Que si yo me borro del Facebook y doy de baja mi cuenta, todo lo que yo escribí va a seguir ahí?

Y… sí. Claro. ¿Cuál es la sorpresa?

Nuuuuuuu, no puede ser… A ver… Todo muy lindo el Facebook y los uinipús y el muro y el “puto el que lee” a mi amigo Pirulo y mi grupo de neonazis comunistas sionistas, pero… A ver… ¿Vos me estás diciendo que cuando a mí se me pase el pedo atómico que hoy por hoy me hace hacer estas pelotudeces y decida tomarme la vida en serio… todo eso va a QUEDAR?

Ajá.

No, perá boló, me estás asustando… Porque, a ver… Me estás haciendo poner nervioso… Je, je… Porque resulta que hoy soy un pelotudo sin más talento que el necesario para escribir 200 mensajes de muro por día, del tipo: “DIOSAAAAAA!!!! ESTAS DEVEEEENA ¡¡¡¡ SABESSSSSSSSS CUANTOOOOOOOOOO TE QUIEROOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO”, o “SIIIIIIIIIIIIIIIII¡¡¡¡ ESTE ES EL CHONGO QUE ME LEBANTE ESTE BERANO¡¡¡¡¡ NO ES UN BONBONASSSSSSSSSO???¡?¡?¡?¡??”, o de copiar y pegar publicando como mías frases chotas como: “AMAR ES NUNCA TENER QUE PEDIR PERDON”, pero… esto es una etapa… Es una fase… Algún día yo pienso evolucionar a un coeficiente intelectual mayor a los dos dígitos, o conseguirme un empleo, o aprender a escribir en castellano, o algo así, y entonces no voy a querer que la gente piense que yo todavía creo que "amar es nunca tener que pedir perdón" es una buena frase en serio, o que yo en el verano del 2009 me curtí un pibe… ¿Me estás diciendo que eso no se borra?

Nnnop. No se borra. No se borra, de la misma manera en que no se borra un mail que vos hayas enviado en el pasado. Si yo te mando un mail a vos diciéndote cómo te quiero mi cuchipuchi lindo, te quiero un montontón, cuando yo te deje de querer (o vos a mí), por más que yo borre ese mail de mis “elementos enviados” no lo voy a borrar automáticamente de tu bandeja de mensajes recibidos. ¿Eso se entiende, no? Es bastante simple. Vamos, hasta vos lo podés entender… Vamos de vuelta. Yo te mando un mail. Te llega y lo leés. Al año, yo me arrepiento y lo borro de mis mensajes enviados. ¿Entendés que NO LO ESTOY BORRANDO de TUS mensajes recibidos, no? Bien. Ahí vamos.

Bueno, ahora imaginate que cuando vos escribís un mensaje en el muro de Pirulito le estás enviando un mail con copia a un montonaaaaaaaazo de person…

¡Mentira! ¡Mentira! ¡Yo le escribí “Puto el que lee” en el muro a Pirulito pero era sólo para él, porque Pirulito es mi a–mi-go y no es para que eso esté dando vueltas por ahí y…!

Dejate de joder. Si estás escribiendo en el MURO del FACEBOOK de Pirulito es porque QUERÉS que lo lean toooodos los que miren el MURO del FACEBOOK de Pirulito, flaco. Si fuera privado en serio, si no quisieras que lo leyera todo el mundo, le mandás un mail, o lo llamás por teléfono, o no le decís nada, flaco, que al fin y al cabo nadie te obliga.

Vamos a hablar un poco en serio. Cuando uno publica, en el sentido de “hacer público” algo, un texto, una foto, incluso un comentario boludón como puto el que lee o JUAAAAAAAAAAAAAASSSSSS QUE BUENA ESA FOOOOOOOOOOOOTO POR DIOSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS SOS LO MASSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS GENIOOOOOOOOOOOOOO, se está haciendo cargo de que eso es para siempre. Eso es, precisamente, lo que significa publicar.

Cuando uno publica algo en un medio, en forma profesional o amateur, aunque a uno le paguen o no, sea un medio digital o en papel, uno se está haciendo cargo de que está comunicando algo (sea la teoría de la relatividad o puto el que lee o te quiero muchésemo) y que vos después no lo podés borrar. Aunque te arrepientas. Aunque hayas cambiado de opinión.

Y eso no tiene nada que ver con los derechos de autor, ni con la propiedad intelectual. Nada que ver. Eventualmente, los derechos de autor y la propiedad intelectual tienen más que ver con el hecho de que alguien (vos, un tercero, un turro) haga o no haga plata con lo que uno escribió, o que se arrogue la autoría de algo que uno escribió. No tiene nada que ver con la posibilidad o imposibilidad de hacer desaparecer lo que uno ya escribió.

Y esto es así, y siempre fue así, antes del Facebook y antes de la Internet. Miren: es mucho más fácil de entender si retrocedemos un poco en el tiempo hasta antes de la aparición de Internet.

Cuando uno publicaba algo en una revista de papel como la Sex Humor, estaba diciendo “miren, yo me llamo Marcelo Lacanna y digo esto”, ponele: “las mujeres no saben bajar del colectivo en movimiento sin dar un espectáculo lamentable”. Y pum. Eso se publicaba y se imprimían no sé cuántas copias y la gente compraba la revista y se la llevaba a su casa.

Y eso queda. Queda en la casa de la gente hasta que la última Sex Humor sea desmenuzada por el viento, o por el envejecimiento mismo del papel. O usada para hacer el fuego en el primer asado, eso no viene al caso a los efectos de este ejemplo.

Y claro que yo me he arrepentido de algo escrito y publicado en los 90 (lo he hecho muchísimas veces), pero nunca se me habría ocurrido pretender que la gente devolviera las revistas. ¿Qué iba a hacer yo? ¿Decir “no esperen… esa nota no me gusta; me arrepentí”? Tarde, macho. Alpiste.

“¡Eh! Pero esa nota la escribí cuando yo era redactor (léase USUARIO) de la Sex Humor (léase FACEBOOK). Pero ya no escribo más en la Sex Humor (léase ME DI DE BAJA DE FACEBOOK). Ahora me conseguí un trabajo digno y no me simpatiza mucho la idea de que anden dando vueltas por ahí unas notas donde yo puteo y me hago el guacho machista, así que arranquen esas páginas y tírenlas”.

Y se los dice un boludo que a los 21 dejó que se publicara un libro donde aparece desnudo en la tapa, saliendo de un huevo gigante y poniendo cara de Zoolander, así que créanme que de arrepentirme sé un montón. Y me llevó casi 15 años reconciliarme con ese arrepentimiento, con esas boludeces escritas y con ese huevo gigante, así que también puedo decir que tuve tiempo de pensar todo esto que hoy parece ser el gran tema del día, sólo porque Facebook cambió un párrafo de sus términos de servicio.

Una vez, en la Sex Humor, en el año 1994, el dibujante Emiliano Migliardo me hizo una bromita para vengarse de una bromita pesada que yo le gastara oportunamente, e hizo unos fotomontajes con mi cara y… bueno… unas fotos bastante desfavorables. Y éramos todos jóvenes y usábamos el pelo largo y Migliardo tenía una moto y un Camaro y sentíamos el viento en la cara. Si 15 años después me vienen a mostrar esas fotos en las que aparezco en culo tocando la guitarra, me la tengo que comer. Porque yo publiqué eso en una revista. No, perdón: Migliardo publicó eso (léase UN AMIGO DEL FACEBOOK me “tagueó” en una foto inapropiada).

Entre publicar una nota en una revista y publicar un mensaje en el muro de alguien en Facebook (o en un blog, o en un foro) no hay taaanta diferencia.

Será distinto el medio, claro está. Será distinta la audiencia, claro está (en cuanto a potencial alcance, un Facebook o un blog le pasa el trapo a la revista en papel más pintada). Serán distintos también los beneficios (en Sex Humor me pagaban unos pocos pesos por una nota del largo de este post; por escribir en este blog no veo un peso, pero –ya lo he dicho otras veces- te cambio toda la plata que yo haya percibido en todos los años en los que escribí en revistas por la satisfacción inmediata que da recibir el primer comment que dice “muy bueno”, “capo”, o “sos rock”).

Pero la “responsabilidad” al escribir es la misma. Y, por favor, entiéndase bien de qué estoy hablando cuando digo “responsabilidad”. No vayan a pensar que estoy diciendo que cuando cuento que agarré una laucha en el aire acondicionado o que no sé cambiar bien un cuerito crea que eso que escribo tenga la menor trascendencia, no. Cuando hablo de responsabilidad quiero decir que me hago cargo de que yo di a publicación tanto el textito sobre la laucha, como las notas sobre las mujeres bajando de los colectivos, como los mensajes en los muros de mis amigos del Facebook, como las falsificadas fotos en culo.

La verdadera gran diferencia que yo encuentro entre publicar algo en una revista de papel y publicar algo en Facebook o en un blog es la facilidad, la gratuidad y la inmediatez.

Pregúntenle a cualquiera al que le hayan publicado una carta en cualquier medio gráfico de papel-papel: la revista Humor, el diario La Nación, cualquiera. Casi invariablemente va a sentir una pequeña vergüencita. A lo mejor ya no siente tanta indignación como la que sintió cuando se sentó a escribir esa carta. A lo mejor se arrepiente del tono, o del estilo, o de las palabras que usó. Es normal, es lógico. Uno cambia. Uno madura. Uno mejora.

Y que conste que esa carta ha pasado un montón de barreras, un montón de filtros. Muchos de estos filtros, propios del autor. Me explico: uno se indignaba con algo que dijo, no sé, el Presidente. Y sentía una imperiosa necesidad de comunicar su indignación, su furia, su opinión. E iba y escribía una carta. Y la escribía de nuevo. Y la pasaba a máquina (en los diarios y las revistas siempre se pedía que se escribiera a máquina). Y la firmaba e iba al quiosco y sacaba una fotocopia de su DNI (siempre para publicar una carta de lectores se pide el documento; no es ningún requisito legal sino otro filtro del tipo: “pensalo bien, boludo, pensalo bien”). Y ponía la fotocopia del DNI y su inflamada carta en el sobre. E iba al Correo. Y compraba las estampillas. ¡Pagaba por las estampillas! (he ahí un filtro económico). Y despachaba la carta. Y espeeeeeraba. Y la carta llegaba a la revista. Y era una revista quincenal y ya estaban cerrados los dos números siguientes. Y la carta salía publicada dos meses después de que el tipo la escribió, y cuando salía publicada resulta que el tipo ya no sentía tanta furia y los familiares le pedían que por favor que no volviera a escribir semejante pelotudez porque después a los chicos los cargaban en la escuela.

Con el Facebook, no. Uno ve que un amigo puso algo en su estatus o publicó una foto, y en medio segundo se le ocurrió un retruque ingenioso. En tres cuartos de segundo, ya lo publicó. Y a lo mejor después resulta no era taaaan gracioso. O taaaaan oportuno. O taaaan cómodo de leer, quince años después, junto a la patrona y los chicos.

Si yo le quiero decir algo en privado a un amigo, se lo digo personalmente, o por teléfono, o por mail. Si se lo escribo en el Facebook, es porque acepto (vamos, en realidad es porque QUIERO) que lo lea ese amigo y los amigos de sus amigos, y mis amigos (hablando siempre de “amigos” en el sentido que Facebook le da a esta palabra, ¿no?).

Así que, muchachos, no me vengan con que se quieren cortar las venas porque se acaban de dar cuenta de que “ooops, publiqué una carta de lectores en el gran periódico que es Facebook y ahora me arrepentí… Lo que pasa es que como todo es tan rápido… No tuve tiempo de pensar…”.

De eso se trata, precisamente: de pensar.

A veces es bueno tomarse un segundo para pensar. Hasta para escribir algo en el Facebook.

Y, por cierto, hay gente que no puede pensar bien, aunque le des todo el tiempo del mundo.

Buenas noch…

¡Ooops! ¿Qué es esto?



70 comentarios:

Gabriel dijo...

Nonono, me estaba por ir a dormir y vi que habías posteado.
No te explico lo que me hiciste reír! Muy bueno! Sos un capo!
SOS ROCK !!!.
La verdad te mandaste uno de tus post largos que hace rato que venia esperando (ahi te mando un reproche de paso) y encima tirando la posta. Estos días muchas amigas (porque seamos honestos, que hombre se preocupo por esta noticia?) me preguntaban que carajo era esto de que Jose Facebook se iba a quedar con sus fotos y bla bla bla. Si escribías esto me hacías un favor y me ahorrabas la explicación ( que tuve que adaptar como si fuera para nenes de 3 años) que les hice para que masomenos se sigan sacando fotos en tanga tranquilas . Y use masomenos el mismo argumento: la empresa vale como 10 mil millones de dólares, vos te pensas que se van a poner a leer todas las boludeces que le escribís al boludo a cuerda de tu novio o que van a publicar una revista con tus fotos? NO a nadie le interesa tu vida! Y menos a Jose Facebook! Es una cuestión legal para que gente boluda como vos no caiga el día de mañana con un juicio que les corte el orgasmo de dólares que están teniendo. En el fondo se que no lo terminaron de entender de todas formas siguen subiendo fotos en bolas, así que cumplí con mi misión.

Con respecto al post, que insisto fue muy bueno, tengo una duda:
Cual fue la joda que le hiciste a tu amigo?


Saludos ML!

Naty dijo...

Que grande el Migliardo ese...

sobre Facebook no opino, uso (y no entiendo mucho todavía)

(Che, ML, te das cuenta que ahora se viene una seguidilla de comments XXXL que te la regalo´, leelos vos y un par más y en algún momento se arma el tole-tole XXX y se despelota todo... y terminamos con alguna de las chicas con Facebook insertado en la polochita y alguno de los muchachos al grito de "yo le meto el polochito en el ortelano a Juan Facebook"... ¿Te das cuenta?)

Anónimo dijo...

Voy a BA y quiero verte! Dale...porfi..........

La Srta K. dijo...

Aplauso cerrado.
Roberto Lacanna, cada día lo quiero más! (En el sentido facebookiano de la palabra "querer")

tequesta dijo...

jujujujuju!!!!

que buen post

al leerlo, además de reirme me fui dando cuenta que le pusiste nombre y cara y cuerpo a esa mosca que me zumba en la oreja con respecto a la idea de publicar cosas en la internet

nuevamente, que buen post

se lo tendrías que regalar a jhon facebook, para que lo ponga como anexo al "terminos y condiciones de uso de faizbuk" bajo el titulo "si ud es un escritor compulsivo en internet y no usa el cerebro mas que para dar la orden a la boca de mastique chicle, lea acá"

tequesta dijo...

tu hermano en esa época ya estaba dale que dale a la guitarrita?

Anónimo dijo...

Muy buen post y mejor venganza. Vale, el rubio de Locomía nunca te tiró del pesón y ese culo es ajeno, pero... la vincha del montaje no es photoshop, no?

moonport dijo...

Impecable lo suyo, Lacanna.
Creo que lo mejor del FB es que evidencia la cantidad de pelotudos que tienen acceso a internet para, precisamente, decir pelotudeces.
Además, se rasgan las vestiduras, como bien usted lo comenta, con todo lo que tenga que ver con la web, pero nadie se queja cuando, por ejemplo, te llaman por tu nombre, segundo nombre,apellido paterno y materno del banco National Garchet Brothers, para decirte que tenés una tarjeta Garquecard a tu nombre con un límite de 15K y que la podés usar en el motel "El Búho de terciopelo azul" donde vas con tu novia la Bibi los sábados, o comprar la yerba "Palotes" que usas para tomar mate en el super que fuiste ayer. De paso, te avisan que se te pasó el turno con el urólogo la semana pasada, y que tu grupo sanguíneo AB+ está en falta en el banco de sangre.
La confidencialidad en estas épocas es una ilusión menos creíble que el origen del patrimonio K.
El que no entienda FB o la misma web, que siga con la carta postal o el teléfono de baquelita negra, pero que se dejen de decir pavadas sobre cosas que escucharon en el canal 26.
Slds. y una vez más, EXCELENTE post.

JuLiEt@ dijo...

Me hiciste despanzar de la risa!

Es que creo que en general tendemos a pensar que la virtualidad de las publicaciones tiende a desligarnos de la responsabilidad, de las consecuencias, etc etc

Baterflai dijo...

¡Estás nominad...! eh... no, pará... Estás linkeado.
Mientras traducía anteayer las declaraciones de Juan Carlos Féisbuc para empezar a erradicar paranoias, me preguntaba cómo cornos iba a hacer para tallarle las neuronas a más de uno y que entendieran dos o tres cositas.
Ahora directamente les paso el link a este post.
Muejeje!

Baterflai dijo...

(Y ahora todos los que entren, recomendados por mí, van a leer ese comentario de arriba. Ven? Asi funciona internet. A la larga se sabe todo. Ay qué chucho).

Vix dijo...

fah, despachose...
Yo no había leido la noticia original, sólo había escuchado de coté alguna interpretación graciosa a cargo de Dolina y equipo, y al momento de leer este descargo, aún no he leído la noticia.

Pero igual opino, por eso de la inmediatez, vio?
Yo diría que "la privacidad", más que abstracta, es cada vez más relativa, sobre todo para el que no termina de comprender el alcance de los contenidos que se publican en internet. De todas formas, en Facebook, en Blogger, en donde sea, se publica lo que se quiere publicar. Y se permite ver lo que uno desea. La información no se autogenera por multiplicación celular, salvo en los casos ésos en que un idiota inventa perfiles falsos o en plan de joda cuenta cosas ajenas. Eso ya ocurría en la época internet-free, con las revistas de papel, a las muestras gráficas aquí presentadas me remito.

Por algo todos los sitios tienen su privacy policy, terms of use, etc. Es para atajarse de antemano, es una cuestioncita legal, esa misma que cuando instalás un software en tu PC te pregunta: ¿acepta los términos y condiciones? seeeeuuuuu, dale nomásss, ni lo leemos.

Ahora en cuanto a Facebook, yo mejor ni opino. I'm a declared outsider. (sssh, usté cashesé)

Maximus dijo...

Roberto!!! Jajajaja!
Perdón...
Muy bueno y explicativo el texto. Al margen que tu explicación está muy buena, facil de entender y todo eso, el modo en que se trató la noticia en los medios, con ese dejo de que no sabían nada e igual hablaban, y hablaban y hablaban, no hace más que confirmar que muchos hablan porque tienen boca. Casi tanto como el que escribe "muchis" en FB y sube su foto en tanga.

La vincha no es del fotomontaje, no?

Pablo dijo...

Sos Rock!!!

el Bruche dijo...

Me acuerdo de esa nota, mierda, qué viejos estamos.

tequesta dijo...

no bruche ... no estás viejo ... si estuvieses realmente viejo, no te acordarías

Joe Facebook dijo...

Arhentinos, mil gracias por todos estos años de comentar paparruchadas en mi red social.

Por eso, hoy… testimóniales arhentinos!

Facebook es ideal para contactarte con gente que dejaste de ver hace más de 16 años por motivos que bien justificaban dejar de verse durante todo ese tiempo y más pero que ahora gracias a Facebook nos permite volver a saber los unos de los otros e intercambiar… no sé… pavaditas! Graciela, de Long Champs.

Desde que tengo Facebook no paro de murrear! Es infernal. Todas las semanas me volteo 9 minas más que Cacho Castaña! Aldo, de San Telmo.

Hacerse un tatuaje del Perico de Los Pericos también es para siempre y no veo a nadie llorisqueando por ahí que Juanchi lo cagó! Leonardo, de Barrio Norte.

Cuando Maru volvió de su luna de miel en Belice subió TO-DAS las fotos a Facebook. Ahora puedo decirle que las vi, sin necesidad de fumármelas todas en su casa. Naty de San Isidro.

Facebook: Gracias a ti! Ethel, de Caballito.


Amigos, no lo duden, abran su Facebook AHORA!

No van a llenar ese vacío que tienen en el pecho…

Pero a quién rayos le va a importar???

el hermano de lacanna dijo...

macho, zafaste porque facebook data de no más de tres añitos.
Sabés como sería tu imagen ahora si desde el año 85 en adelante hubieses sido miembro de una red social?
Sabés las fotos que quisieras sacar?
Las de Migliardo son un poroto. Se nota el Photoshop de los años 90s (la vincha claro q no está fotoyopeada). Pero... y las fotos de un campamento en la cual tenías una vincha del estilo rambo y un cuchillo de supervivencia?
la foto vestido de jugador de futbol de aquel partido que te la pasaste caminando por la cancha conversando con un compañero y no supiste el resultado final y yo como un boludo disfrazado de mascota del equipo?
Y si hubiera una foto previa a tu competencia de natación en el Imperio Juniors Club?
mirá si hubiese fotos de todas tus versiones cual modelos de barbie:
marcelo-rambo
marcelo-metalero
marcelo-softmetalero
marcelo-periodista
marcelo-glammetalero
marcelo-aeromodelista
marcelo-yuppie
marcelo-pensador-fumando-en-pipa
marcelo-intelectual

creo que a esta altura estarías posteando como Ricardo Barreda o un pseudónimo.

Esto va a durar poco tiempo. La frase "nadie resiste un archivo" va a reemplazarse por "nadie resiste más de dos años en facebook".

tu bro.
va con onda.

Zorra dijo...

Pará pará... sólo puedo decirte esto por ahora...

Papito, con ese pan dulce todos los días son Navidad

Mona Loca dijo...

Weeenas, a mi me manda Bater...

Excelente post, muy didáctico.

Oiga, don Marcelo, no se arrepienta de lo que escribió en Sexhumor...a mí me parecía muy divertido!


Y esas fotitos...

El Profe dijo...

Vengo de parte de mi amiga Bater...
lo que realmente me me preocupa, es lo que pronosticas para elfuturo: eso de la proclamación año del arquero, el inminente cierre de Facebook y... ¡El fin del mundo! ¿Que vendrá primero?

¡Un saludo desde Tierra del fuego!

Chap! dijo...

Yo también caigo de lo de Bater. Feliz de leer algo tan cierto y divertido y pedagógico. Lo bueno es que este texto nunca podrá desaparecer.

Naty dijo...

Ante Laca Jr. nos arrodillamos!!!

pillow of winds dijo...

Lo del café caliente y la demanda millonaria, sucedió!

La venganza de Migliardo, maliciosamente excelente.

Este post, magistral!

Minas Anor Kennel dijo...

Paraparapará

Qué es eso de que uno madura, piensa, etc., y se arrepiente de lo escrito en la SEX???

Mirá cómo me vengo a enterar!

Tendré el cerebro tan poroso de psicofármacos y marihuana cosecha casera que nunca pensé, maduré ni me arrepentí?

La joda de Migliardo me la perdí, seguro. Porque no me acuerdo. Pero sí me acuerdo de una foto muy ridícula, con todos haciendo de pato-vicas, en el decorado de la foto-novela de la trola (Betty? Nora? Carajo! Tengo que dejar
de fumar!)

Lindo post, hijito. Aunque me rompiste el corazón con lo de la SEX, snifff!!!

Te recuerda (cuando puede)
Tu Madre

Posteado desde el iPhone, en la pileta, mientras actualizo mi "status" en FB y MySpace

Fender Gebiet dijo...

Iba a escribir una firma larguísima, pero me arrepentí y la resumí: lo que hicieron lo hicieron porque quisieron, a la chita callando y dándose todos los derechos habidos y por haber, porque se están cubriendo el culo por lo que puta pudiere cuando empiecen a hacer valer lo que realmente vale en una red social: los datos de sus participantes, tabulados y con un historial importante.

Lo demás, los delirios de privacidad, veleidades de escritura y etc. de acuerdo, pero lo último que podemos hacer es creer que acá hay otra cosa en el medio que no sea dinero, mucho. Y ojo, no está mal, se dice que cada millón de usuarios se morfa 5 millones de dólares de equipos, así que no me parece mal. Pero las cosas como son.

Si Facebook de repente va a ganar guita con lo que hace, joya. Pero díganlo de frente, quizá algunos millones de zapallos se den de baja (y qué le hace una lancha menos al delta), pero parece que no quieren perder ni los eventuales juicios por bajas que no se terminan nunca ni los poquitos millones de bobos que no saben que lo que suman a esa red social es irrelevante.

Migliardo es un turro, sí, pero ¿la vinchita, ehé?

Nelson dijo...

a un tipo que haya conocido a h. garcia blanco y al gran grondona white ( y tambien al gato de la recepcion de la sex -el que parecia muerto-)solo queda felicitarlo , envidiarlo y preguntarle que fue la vida de las secretarias de picccafeces que estaban realmente buenas ( eran jesica cirio sin cirujias) saludos marcelo y el parecido a tino de los parchis que tenes en la foto del libro no se puede creer.....

Tampax Ultra dijo...

Yo soy seguidor de la Bater también, es para que contabilices el tráfico que te manda la chica y le pases unos mangos.
Nunca algo tan cierto y tan bien escrito a estilo "apruebadeboludoshastadelmásboludo".
Gracias por alegrarnos la mañana (o la tarde, depende de dónde estés)

Ah, sí...
Puto el que lee.

Mariana - The Real Black ™ dijo...

Esto se lo tengo que hacer leer a tooooooooodos mis amigos.

¿Te importa si lo subo a Facebook? ;)

María dijo...

Quiero conocer al Marcelo-pensador-fumando-en-pipa!
Junior, me parece que estás incitando al fratricidio a tu propio hermano.
Facebook, los blogs, o los poderes mentales para doblar cucharitas son herramientas: las podés usar para el bien o para el mal. Pero si las usás, seguro alguien va a ser testigo. Y el exhibicionismo no es para cualquiera.
Lacanna, decir que sos rock ya queda chico.
Me gustaría tener una charla con este pibe Migliardo...por ahi tiene archivos ocultos muy interesantes

María dijo...

Me olvidaba del chivo: en los salieris, hay un universo paralelo!

Anónimo dijo...

Sr. Lacanna,

Debo informarle que Usted es el culpable que varios de nosotros (que leimos su extensísimo y excelentísimo post a altas horas de la madrugada) hayamos apagado el despertador y llegado tarde esta mañana a vuestras oficinas.
Si bien tengo una ventaja de 3hs. sobre la mayoria de ustedes, tambien era tarde.
Conozco a varios que, como yo, teniamos toda la intención de irnos a dormir, ya se nos cerraban los ojos, pero antes de apagar los ordenadores (esos aparatitos que nos han cambiado tanto nuestras vidas) echamos un vistazo a ver si habia algo interesante y urgente en el mundo virtual. Y dicho y hecho, lo habia y se nos abrieron de golpe los ojos y se nos extendieron de repente las bocas y empezamos a reirnos a carcajadas, mientras a través de las finas paredes escuchabas los ronquidos del vecino. Pero bueno ya era demasiado tarde para subir un comentario.
Y nos fuimos a dormir con una sonrisa...

Paco dijo...

Por Dios, que buena forma de terminar la entrada. Ay, pará, pará que me estoy meando. Ja!
Primero leo lo que ponen en el blog de al lado, y ahora acompañado de estas perturbadoras imágenes...

Por cierto, me gustó mucho Religulous, pero no sé ¿No es como que le falta algo? A lo mejor porque los datos más impactantes quie tira ya los ví en otro lado.

Gurisa dijo...

Cuántos mantantiruleros! Y otra más soy yo :P

Leyendo uno de los testimonios que puso Joe Facebook expresa fehacientemente por qué no me sumo a "Cara-libro": no tengo ganas de contactarme con un grupo de pelotudos/as que hace más de 10 años que no veo por motivos que justifican no tenter ganas de volver a verlos.

María dijo...

Espero que no quedes muy (ni más) turbado, Paco.
Es verdad, las imágenes esas perturban un poco. Pero imaginar tooodo lo que Claudio puede llegar a mostrarnos de su hermano en sus diferentes facetas, es peor
Claudio, abrite un blog!!

Hernán dijo...

Ante la duda, la desconfianza y, francamente, la falta de ganas de que todo el mundo sepa qué hago [más cómo, cuándo, dónde, por qué, etc.] me he declarado neo-hermitaño, y vivo en sociedad pero no en la virtual.

CaraLibro NO ME CONVENCE. Me da mala espina, y no le veo utilidad.

En fin, soy rock,

[Y sí, ya me arrepentí de todo esto que esribí, por favor que alguien lo borre de los servidores de blogger.com!]

La Banquina,grupo de teatro dijo...

¡Magnífico el post! Esclarecedor para cierta raza de nabos que pululan en la red. No obstante habrá un millón que sigan preguntando por los derechos de autor y la propiedad intelectual de sus boludeces.
saluditos cordiales.
>erónica

Gavril dijo...

Gracias Lacanna, su catarsis nos informa del todo y por lo que se ve despierta a viejos fans. Respecto a la crítica del pasado, concuerdo con ud. quien se ha reconciliado con su antiguas publicaciones, pero debe estar un poco harto que no se valore su locuaz hoy en desmedro de su imberbe ayer.

Mistik dijo...

Vengo de Mantantiru.
Genial lo tuyo, la verdad. Había leído en varios lados sobre la movida por los cambios de condiciones de FB y no podía creer la efervescencia que tuvo. Tremendo.

Leís varios posts y la verdad sos un genio.

Ché en las fotos saliste guachito, eh? Podrías haberte sacado una de frente para alimentar el morbo de la barra salieriblogeril... Desconsiderado.
:)

Argentina dijo...

hola, quería invitarte a que agregues tu blog a www.Argentino.com.ar
es un directorio de webs de Argentina y nos gustaría que estuvieras
saludos

Diego

JuanRa Diablo dijo...

Sr Lacanna

En breve recibirá el cheque.

Atentamente

John Facebook

PD. Sos rock, capó, y muy bueno. Y no hay muro lo bastante grande para escribirlo.

nennella dijo...

Ahhh! Con qué por eso era que había tantos boricuas in the house! Ya decía yo, ya!

Txema dijo...

A ver, Marce, la mitad de lo que has dicho, es verdad y coincido, pero macho.. si para que Facebook funcione, tiene que hacernos firmar que todo lo que era nuestro puede dejar de serlo en cualquier momento, es evidente que algo falla, no? No es cuestion de que "nunca va a pasar", (aunque el post del CEO de Facebook al estilo "don´t be evil no me gustó ni un pelo) que coincido que es lo mas problable. La cuestion es que ese coso no está preparado legalmente para proteger a sus usuarios de una forma coherente con el uso que pretende que le demos. Y eso es un agujero muy feo, porque quiza Facebook no vaya a hacer nunca dinero con eso (estoy convencido), pero alguno puede sacar partido económico, emocional, o de cualquier otra índole a partir de contenidos inocentes, por ejemplo, fotos de niños (dado que estoy sensibilizado e involucrado en la lucha contra ese tema).

Coincido contigo con el "si no quieres que lo vean, no compartas", pero no en el sentido que tu le das, si no en la necesidad de usar el sentido común porque no hay un mecanismo que defienda a los usuarios de malos usos (insisto, no necesariamente con fines económicos).

Resumo, me gusta tu post, desde tu punto de vista. Desde el mio, sin embargo, está incompleto. Una foto tuya en bolas puede (o no) ser de interes para tu legión de admiradoras, pero Facebook tiene usuarios como yo, que debemos PENSAR (como recuerdas en tu entrada) si debemos compartir algo, a pesar de que nos gustaría hacerlo.

Y entonces, todo el rollo 2.0 de compartir, crear, comunidad, etc... falla. Por eso, el día que me enteré, me di de baja, cumplimente el formulario que preguntaba el motivo diciendo que no estoy de acuerdo con las políticas del sitiio, y reactivé mi cuenta cuando cambiaron de opinión. Y me quedo a la espera de que encuentren una solución mejor para que yo pueda compartir fotos de mi hija con mi familia y amigos en España.

Hasta que eso no ocurra, no lo haré.

Te mando un abrazo fuerte y podemos seguir charlando de eso con aquella birra que nos debemos

Txema

María dijo...

No ves,Negro! justo los de la CNN se dan cuenta de lo maravilloso de tu blog cuando hablás de tus fotos con el culo al aire!
Para los pobres no hay justicia, che

Fender Gebiet dijo...

Un día van a crear el Comité Pro Prevención de Publicación de Pelotudeces (CPPP), el cual ejercerá censura previa a todo lo que se quiera publicar en Internet, presente Y pasado.

Facebook, Blogger, Twitter, Youtube y otras giladas por el estilo no van a valer un sorongo desde entonces. Y Google se retrotraerá a ser el buscador pedorro que era cuando empezó. O sea.

Fender Gebiet dijo...

Obviamente, seré la primera víctima de ese comité (les ahorro el chascarrillo).

Fragaria Vesca dijo...

Pensar que compré ese libro en el que rompías huevos en la tapa...y hasta lo leí, y me reí y todo! Y bue, eran los noventa y yo, más chica :P Lo que sí, uno no se arrepiente de leer posts tan buenos.

tequesta dijo...

si querés compartir fotos con alguien, mandaselas por mail
o
mejor
imprimilas y mandalas por correo normal con cartero y toda la bosta
digo yo
no se
o sea
si querés usar la internet para compartir algo que es privado y tenés miedito de quién lo puede usar o ver o mal usar o mal ver, me parece que el estás errando de método para compartir tus privacidades

Lale dijo...

Vengo de Mantantiru.

Y nada.

Excelente post.

niky45 dijo...

Cuanta razon. Y cuanto idiota hay suelto (lease: cuantos se registran en esos sitios y escriben sin pensar en nada).
Creo que tu post sintetiza perfectamente por que rechazo todo lo que huela a red social. Porque, un blog es un blog, y uno tiene un cierto control sobre lo que escribe (lo puedes borrar, claro, que siempre esta el que se lo copia a su pc). Pero ahi.... Quita, quita.

Anónimo dijo...

Genial Tequesta. Eso, mandalas por mail o imprimilas y mandalas por correo!

César dijo...

Hola, muy gracioso todo, sólo un apunte.

Fernando (Rosario, Arg.) dijo...

Marcelo, desde la última Sex Humor que he tuve en mis manos (que seguro era usada y comprada por dos mangos en una cueva de Rosario) que no leía algo tuyo. Un amigo me mandó el link a tu blog (otro fiel lector de aquellas revistas y novísimo usuario de facebook) y te juro que no he parado de reirme. Y como leí por ahí arriba que te gusta que te digan:
Sos rock ´n roll nenen !!!

§abrina_Paula dijo...

Otra que vino de Mantantiruland.

Leí tu post en voz alta a mi vieja. Lloramos de risa! Es excelente, y de paso me tranquilizó un poco sobre la noticia que repercutió en todos lados pero que no terminaba de entender.

Ya, ya, YA estoy poniendo este blog como link en mi Facebook para que todos te lean!

Saludos.

Pedro dijo...

Vengo del mercado (la onda es decir de donde venimos?) y creo que lo que decís está bueno.
Tuve feisbuk un par de semanas y no lo usé, me aburrí. Con lo del blog recién empecé, por insistencia de una amiga que hace siglos tiene uno.
Con esa amiga te leíamos de pendejos en la Sex.
Y, hermano, dejame que te envidie: si publicando ESAS fotos las minas te acosan, sos un privilegiado
Salud!
Pedro

Anónimo dijo...

buenisima tu nota, no llegue al final creo que quede antes de la mitad, entendi todo, no hace falta leer mas.
te felicito, contribuiste a mi iluminacion!

Fender Gebiet dijo...

A mí me pasó lo mismo con "Guerra y Paz", La Biblia y tooodo lo de Tolkien, antes de la mitad me dije "entendí todo, largo acá".

El Vasco dijo...

Ahora sí te luciste.

Ah! pareces hernan caire en esas fotos.

Diego dijo...

Espectacular nota, Marcelo.

Ideal para burlarme de todos los conocidos que les agarro sarpullido y convulsiones cuando escucharon la noticia en la tele.

Anónimo dijo...

La verdad que excelente tu post, además de muy divertido y explicativo! (Aunque a pesar de ser mujer, y usar facebook desde que estaba en ingles... ya habia comprendido como era el asunto de la "privacidad" del sitio).

Y a los que se quejan o intentar insultar a las personas que usan facebook(lo digo por algunos comentarios que dejaron), gente... simplemente asi ocmo a uds no les interesa usar facebook pero si blogs, a nosotros nos pasa alreves, y no por eso decimos que son unos boludos por tener sus blogs. En fin, siempre va a haber gente que cree que por desmerecer a alguien por sus habitos, es mas que esa persona... algun dia espero entiendan algo!

Repito, excelente su post!
Saludos!

rubiaa dijo...

El párrafo del café me dejó dos cosas claras:
1. Lo que quisiste decir cuando escribiste el párrafo del café
2. Que sos un maestro

Nuri dijo...

Marcelo, EXCELENTE nota, la otra vez vi en el wall de dos amigas-facebook un defenestre absoluto a una tercera y yo miraba estupefacta la pantalla pensando cómo pueden ser tan idiotas de no ver que quedaron como unas víboras conventilleras delante del mundo entero?
Yo escribí algo parecido, más o menos igual de largo y citando partes de los TOU en Rompecadenas (tiempo antes de todo este lío)

César: la nota que linkeaste, la cuenta ya estaba borrada antes de que saliera ver(también, vos! ABC?!)
Acá más completo, en inglés: ver

ezaricos dijo...

Me encantó la redacción de esta nota. Cuanto buludito suelto que nunca lee las condiciones de los servicios que contrata y que además, luego no sabe usar los filtros de privacidad.

No pude evitar buscar la foto del desnudo saliendo del huevo. Jajaja. Aunque me la imaginaba peor.

Seguramente leeré algo más de este blog que acabo de encontrar en otro momento.

David dijo...

Facebook = Fotolog for Seniors

Sil dijo...

Es viejo el post, pero EX-CE-LEN-TE.

Saludos!

Nils dijo...

SOS ROCK! me encanta esa expresión...

Mel K dijo...

Me encantó. No sabes como me hiciste reír, ja ja. Por fin sé porque muchos de mis contactos tienen "San Juan, PR" :S

Christian dijo...

Que placer encontrar este blog. Te leo desde la sex humor. Entre las mejores revistas de la historia de la humanidad. Una congregación de los mejores dibujantes y redactores de la época. Otra demostración que no todo mejora. Lamentablemente.

kaoticarla dijo...

¿Sos el autor de esta frase:“las mujeres no saben bajar del colectivo en movimiento sin dar un espectáculo lamentable”?
Enterate que mi profesor de físico-química (si, fui al polimodal de sociales: no tuve esas materias por separado)te parafraseó en una clase sobre inercia y me hizo entrenar una técnica brillante de descenso. ¡Lo odié muchísimo!

Anónimo dijo...

checar esto

http://eduardolagaron.wordpress.com/2011/03/13/ley-facebook/