viernes, 9 de enero de 2009

CSI: THE PRESS CONFERENCE (PART I)

MODERADOR: Buenas noches… Buenas noches… Un poco de silencio, por favor… Vamos a comenzar… Unnnnno… Dosssssss… Tressssss… Toc, toc, toc. Sssssí… Sssssí… Bien, el audio funciona correctamente… Bueno, buenas noches… Gracias por haber venido… Como sabrán, el señor Marcelo Lacanna, conmovido por el verdadero aluvión de mensajes de solidaridad, apoyo moral y mayormente de burla lisa y llana que ha recibido durante estos últimos días, ha aceptado conceder una suerte de conferencia de prensa por escrito, donde intentará responder las preguntas y contestar a algunos mensajes que la audiencia de este coso le ha hecho llegar, bien a través de comments a su último post, bien a través de mensajes privados enviados a su dirección de correo electrónico mlacannacaracol… Perdón… Un momento… mlacanna… ¿Caracolit…? No se entiende bien… Debe tratarse de un error… Si me disculpan un segund…

MARCELO LACANNA: Dice “caracolito”. Lea bien y no se haga el boludo.

MODERADOR: Señor Lacanna… No queda bien… Mire… La audiencia ya se está riendo por su poco feliz utilización de esta palabra…

MARCELO LACANNA: Dice “caracolito” y sanseacabó. Bueno, déle. Empecemos de una vez. Pero antes de pasar a las preguntas, que ya intuyo que me van a generar una úlcera, porque ya sé con qué bueyes aro, me gustaría poner un par de cosas en claro.

La primera de estas aclaraciones es: ¡claro que me afanaron en serio! Digo esto porque algunas personas me han felicitado por “lo ingenioso” de mi truco para censar talles de corpiño. Y han “fundamentado” su escepticismo en el hecho de que –según ellos - nadie en su sano juicio puede ser asaltado a punta de pistola y golpeado y fusilado simulacradamente (o como carajo se diga esto) y al día siguiente escribir un postito en un blog. La respuesta es: nadie dijo que yo estuviera en mi sano juicio.

Así que, resumiendo: el sábado pasado, a eso de las tres de la tarde, a esa hora en la que no pasa un carajo, a mí se me ocurrió sacar la bolsa de basura. Pero no a la calle. No. Al "cuartito de la basura" que existe en casi todos los palieres de casi todos los edificios que yo haya visto en la ciudad de Buenos Aires. En cada piso hay como un cuartito, una puertita, donde los señores copropietarios depositamos nuestros residuos que el señor encargado recoge en las así llamadas “bolsas de consorcio” y las saca a la calle. Por ese servicio es que pago en concepto de expensas la considerabilísima suma de…

MODERADOR: Señor Lacanna, si me disculpa la interrupción… Me permito recordarle la recomendación de su señora madre que, manifestándose muy de acuerdo con su lectora Vix, de Punta Alta, haría usted muy bien en dejar de dar detalles sobre sus bienes materiales, sus ingresos y sus erogacione…

MARCELO LACANNA: Tabién… Tabién… Bueno, la cosa es que yo abro la puerta de mi departamento (no de la calle, repito: de mi departamento), camino los tres pasos que me separan del cuartito de la basura, cuando del hueco de la escalera aparece un señor gordo, de enormes anteojos negros y gorra.

Mi cerebro entrenado (recuérdese que el año pasado casi casi aparezco en una película de James Bond) me indicó exactamente lo que tenía que hacer: saludarlo.

-Nastardes –lo saludo yo, que soy muy educado y muy pelotudo.

Me di cuenta de que algo no andaba bien cuando el gordo de anteojos y gorra no sólo no me devolvió el saludo, sino que mostrándome una pistola semiautomática se puso detrás de mí, ahorcándome con su robusto antebrazo, y apoyó el caño de la mencionada arma de fuego en mi sien derecha, mientras me susurraba: “shh, shh… quedate piolita o sos boleta”, o una frase similar que ahora no logro recordar con exactitud. Ahí, el gord… Perdón… El caballero con desórdenes alimenticios dio aviso a un cómplice que aguardaba escondido también en el hueco de la escalera, y que apareció con el rostro cubierto de una malla (no un traje de baño, sino una malla entretejida, se entiende) blanca.

Y me metieron adentro de mi departamento, me hicieron arrodillar, me ataron las manos con cinta de embalar y precintos de esos de plástico, y me empujaron de trompa al piso mientras me dictaban consignas de relajación y armonización espiritual, pero con énfasis.

Y aquí viene la segunda de las aclaraciones con las que quería empezar esta conferencia de prensa: ¡claro que tenían armas!

Digo, porque he narrado ya este episodio unas dos docenas de veces, a familiares, amigos, vecinos, conocidos, commentaristas, y parece ser que si yo omito la mención inicial al arma de fuego, cuando voy por la mitad del relato y digo: “y ahí, cuando estaba en el baño me dijeron bueno fuiste y me pusieron la pistola en la nuca”, mis interlocutores me preguntan: “¿Cómo? ¿Tenían armas?”

¿Armas? ¡Nuuu! Los hice pasar a mi departamento porque era un sábado a la tarde, andaba medio caliente porque hace un tiempete que no la pongo, salí a sacar la basura y vi a dos chongos forniditos en el palier y pensé: “¿por qué no probar, eh?”, así que los invité a pasar a tomar unos Bellinis mientras escuchábamos un disco de Amy Winehouse.

O…

¿Armas? ¡Nuuu! Me obligaron a dejarlos entrar a mi departamento fingiéndose inspectores de SADAIC, la RAI, o como mierda se llame eso, porque me dieron la cana de que últimamente me anduve comprando mucha música en Amazon, guiño guiño...

¡Claro que tenían armas! Y no de plástico, y no es tampoco que me la “insinuaron” apuntando con el dedo dentro de un bolsillo. No.

Esa es, señores, la segunda aclaración. Porque, les juro, me ha sucedido que estaba contando esta historia y más o menos a la mitad me han dicho: “ah, pero boludo, tenían armas… yo pensé que te habían metido a tu casa a empujones, o asustándote haciéndote ¡bu!, o algo así.

Hechas estas salvedades, pasemos a las preguntas y los mensajes. Señor moderador, por favor. Recuerde que los mensajes que hayan sido recibidos en mlacannaCARACOLITOfibertel.com.ar deberán ser tratados como anónimos, aún cuando se los reconozca hasta por la tipografía del mail.

MODERADOR:
Muy bien, señor. Muy bien. Empecemos… Aquí una tal Vix dice “me voy a meter el ‘I told you so’ en el ocote hoy...si. Porque ahora mismo estoy sufriendo por usté”. }

MARCELO LACANNA:
Sí, sí… Sé muy bien de quién se trata. Esa encantadora señorita ya me advirtió, tiempo atrás, lo siguiente… Si me permiten… Déjenme buscar aquí en mis notas… Aquí está:
Vix dijo...
Ahora que lo pienso, Lacanna...uste no debería andar contando sobre los artefactos tecnologicos que posee en su hogar.
Los chorros seguramente le leen el coso...
No, bueno, sí, para decir estupideces como esta mejor me callaba...

Estimadísima Vix: creo que estos chorros no leen mi blog. Ni nada. Pero este razonamiento mío no ha podido impedir que mi señora madre me haya dicho ya cuatro veces: “¿Viste? ¡Tenía razón la chica esa, Vix!”. Próxima pregunta.

MODERADOR: La Srta K. lo acompaña en el sentimiento y le manda un abrazo con apoyada de tetas para que se sienta mejor.

MARCELO LACANNA: Claramente es mi target, mi público, y su abrazo una de las mayores satisfacciones de mi carrera literaria. Muchas gracias, Srta. K.

MODERADOR: Gabriel dice: “Que fue despojado de su Sony Vaio, su otra computadora, su monitor Dell de 24 pulgadas, su teléfono celular”. Ese párrafo me dolió en el alma... Pero bueno, al menos a usted dentro de todo no le paso nada y vivió para contarla.

MARCELO LACANNA: Le agradezco de corazón su mensaje, Sr. Gabriel. Sin embargo, ese “dentro de todo no le pasó nada” y el “vivió para contarla” en una misma frase me hace como un ruido. Pero vamos, que entiendo lo que quiere usted decir. Muchas gracias.

MODERADOR: MARIMALS dice que…

MARCELO LACANNA: Ya sé lo que dice. Y está muy bien. Le mando un abrazo muy grande. Próxima pregunta.

MODERADOR: Acá, un tal El hermano de Lacan…

MARCELO LACANNA: Sí, el hijo de mil putas que me ha tocado como hermano en una rifa celestial, sí… ¿Qué dice?

MODERADOR: Que para él (su hermano) fueron los dos plomeros de los cuales te (usted se) mofaste (mofó).

MARCELO LACANNA: ¿¿¿Los 100% Lucha??? ¡¡¡Nuuuuuuuuuuuuu!!! Esos tipos eran a) más buenos tipos que la Vitina, b) más educados y correctos que yo, que saludo a los chorros, y c) dos veces más grandes que los tres chorros juntos (sí, los chorros eran tres). Recuérdese que uno de los plomeros/Titanes en el Ring llevaba el Juicio Final en escala 1:2 tatuado en su bíceps. Lo habría reconocido. No por el tatuaje, si lo llevaba cubierto, sino por un bíceps del tamaño de una Capilla Sixtina en escala 1:2. Es más, cuando estaba maniatado, patiatado y siendo pateado por estos dos malvivientes, no quería que viniera ni Superman, ni Batman, ni El Increíble Hulk… Rezaba porque apareciera el plomero con el tatuaje religioso. Sospecha desestimada de cuajo. Esteee…

MODERADOR: ¿Sí?

MARCELO LACANNA: ¿No podemos hacer una pausa? Hace un calor, acá… Y ya son como las 12 de la cheno y…

MODERADOR: Bueno… Podríamos publicar lo transcripto hasta el momento y luego podríamos ver si seguimos, o si hacemos un coffee break y seguimos mañana, o…

MARCELO LACANNA: Bueno, sí, hagamos una pausa…

MODERADOR: Damas y caballeros… Ya han oído al señor Lacanna... ¿Perdón? No le oigo... A ver... Déjeme consultarlo... ¿Señor Lacanna, sería posible una última pregunta antes de la pausa?

MARCELO LACANNA: Mbueno.

MODERADOR: Acá preguntan si es verdad que ahora está respondiendo este reportaje con una laptop nueva...

MARCELO LACANNA: Lo siento. Secreto de sumario. Secreto de sumario. Por favor, les pido que comprendan... Necesito descansar un rato. Continuamos después.

MODERADOR: Les ruego que recuerden que el señor Lacanna se encuentra bajo un shock post traumático y debemos evitarle todo tipo de presiones y exigencias. Por otra parte, por prescripción médica se me ha hecho notar lo conveniente que resultaría para su completa recuperación el envío de más talles de corpiño (dice acá, en el informe médico, miren), más pedidos de amistad en facebook y más teléfonos. Mientras tanto, hacemos una breve pausa y enseguida volvemos. Muchas gracias y hasta luego.

(TO BE CONTINUED)

14 comentarios:

María dijo...

Dos cositas:

1) ¿El moderador es soltero? ¿Me lo presenta? Ando sin novio.

2) Más talles de corpiños: cuando tenía 10 años, usaba 85. Ahora no. ¡No se los voy a andar enumerando a todos, es mucho! Lea mi blog

¿Cómo sigue todo esto? ¡Queremos saber!
(Tema aparte, aca con la licenciada, al saber lo de la pistola en la nuca, se nos puso la piel de gallina, nos tapamos la boca, abrimos grandes los ojos y de nos arrugó el corazón. Usté sabe...)

Naty dijo...

Y se nos frunció el ukelele, Maria, no te olvides.

Ahora bien, sabrá disculpar si en el momento en que lo tengo adelante, me abrazo a Ud. como boa constipada -¿era así?-. O no me disculpe nada y devuelva el abrazo, me cache en die', que el horno no está para bollos, la mar en coche y la indignación galopante.

¿De corpiño? 97 1/2... estamos recuperando lo perdido. ("Estamos": somos 4: yo, mi cuchi cuchi y las mellis. Y el burro por delante por que sí)

tequesta dijo...

pffffffffff ... tanto joder con la conferencia de prensa esto, la conferencia de prensa lotro, llego al trabajo desesperado, dormido, con menos sangre por la muestra que tuve que dar y me encuentro con 4 preguntas pedorras contestadas
que falta de seriedá, quelotiró

LuLú dijo...

Ya sé la cerró la recepción de preguntas pero visto y considerando que la conferencia de prensa no finalizó le dejo una importante que me olvidé de hacerle antes (es que quedé shockeada con lo de los bastones): ¿cómo se libró de los malhechores?

moonport dijo...

Desde ya,Lacanna, el boludo/a que pensó que era una joda:
a)Vive en una nube de pedo, y la vida le pasa a 150 mts.
b)Es ministro de este gobierno.
c)Era uno de los cacos.
Y tampoco es condición necesaria tener un blog para que te afanen, ya que en este país te chorean en el bondi,en el cine,en la calle,en tu casa, en la AFIP y en el cuarto oscuro.
Y sobre el "la sacaste barata" con lo que algunos lo apachuchaba, ya le di mi opinión en el feizbuk.
Un saludo y aguante Lacanna.
PD:cámbiele esa pc a su madre por algo más digno, pobre mujer.

Cassandra Cross dijo...

Uh, me quedé calentitalopancho. Como sigue, como sigue?????

caro dijo...

Puechito, puechito. Le estoy consiguiendo medidas de corpiño ajenas (la mía da lástima), pa' que lo apapachen

María dijo...

Tequesta, espero que esa extracción de sangre no sea la culpable de las cosas que surgen en su mente (si quieren saber de qué hablo, ya está el capítulo 24 de Pasión Murrera, obra del señor arriba mencionado)

Perdoón por el chivo/chat

Pablo Rago!

JuanRa Diablo dijo...

Señor Lacanna, gracias a esta entrevista emitida en prime time se ha alcanzado un share del 87% por lo que sus desventuras han llegado a tantos miles de lectores que espero que empiece a sentir ya ese apoyo moral que emiten hacia usted tantas almas.
(Las señoritas K para ese otro tipo de apoyo aun no han sido contabilizadas, pero... al tiempo!!)

El Vasco dijo...

Si hubiera tenido ya preparada toda la info de corpiños seguro que se olvidaban de las cosas electrónicas.

Cuándo llega la parte de la súplica y el llanto? No la está describiendo.

Ah! se acuerda de los 5 pasos? por cuál va? Es aplicable?

Claudio Villarroel dijo...

Che, Diablo, ya que estás en el tema.

Cuántos lectores se calculan detrás de cada comment?

Cómo para medir el "rating" de los cosos, no?

el Bruche dijo...

Y... Si consideramos cómo son los salieris, detrás de cada comment se puede calcular que hay al menos dos lectores, uno arriba de otro...

tequesta dijo...

yo diría que teniendo en cuenta como son algunas salieries ... 3 por lo menos

Gabriel dijo...

Teniendo en cuenta el relato, no sera que los chorros se encontraron "de pedo" con usted cuando justo sacaba la basura ?. Lo que quiero decir es que me cuesta creer que lo hayan marcado digamos, y se hubiesen sentado en las escaleras a esperar a que salga (aunque teniendo en cuenta los tiempos que corren, podria pasar tranquilamente...estoy subestimando la paciencia y la logistica de un chorro). Capaz iban a robar otro vecino y justo se cruzaron con usted.
Y yo que siempre dije que vivir en un departamento era mas seguro...
En fin.

Saludos ML !