viernes, 6 de junio de 2008

Composición tema: la gata

Estaba revisando algunos comments y ya son varios los que me preguntan por mi gata, y especialmente por el nombre del felino. Bah, en realidad no sé si son varios los que preguntaron o si es la misma persona que preguntó varias veces, pero no importa.

La gata está de lo más bien. Disfrutando de su preadolescencia gatuna, y como toda preadolescente (sea de la especie que fuere), anda medio pelotuda: corre todo el tiempo, salta, explora, se toca (bueno, se lame), se lleva las cosas por delante… Básicamente se pasa la mitad del tiempo durmiendo, y la otra mitad rompiendo las pelotas. El problema es que tenemos cierto overlapping entre nuestros propios tiempos, y entonces ella se dedica a romper las pelotas cuando yo quiero dormir, y duerme cuando yo quiero, por ejemplo, trabajar.

Otro problema es que la señorita sólo acepta dormir en el lugar más calentito de la casa. Y el lugar más calentito de la casa vengo a ser yo, o como segunda opción, el lugar donde yo estuve sentado hace diez segundos. Entonces, mientras yo escribo este texto, el animalito duerme plácidamente sobre mis piernas, más exactamente ENTRE mis piernas, haciendo un ruidito de “rrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr”, y yo tengo que tipear con mis brazos en una posición absolutamente antiergonómica, no sea cosa de molestarla, ni mucho menos asustarla, porque ya se sabe lo peligroso de la combinación gato asustado + uñas + entre mis piernas, no sé si queda claro.

Pero, como ya dije, si no duerme entre mis piernas, su segunda elección es el sitio exacto donde yo estuve sentado.

Miren. Hagamos una demostración ahora mismo. Yo la voy a agarrar suavemente, la voy a poner en la otra punta del sofá casi sin despertarla, me voy a poner de pie solamente a los efectos de estirarme hasta la mesa que está contra la pared para agarrar, no sé, esa lapicera, y voy a volver a sentarme, todo en menos de cinco segundos.

¿Listos? Preparados, uno… dos… tres.

-¡¡¡IIIIIIIIAAAAAAAAAAAAAAAAAAIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII!!!
-Pero la puta que te parió… ¿Para qué mierda te ponés ahí? ¡Boluda!

¿Ven? Me senté sobre la gata. Separo el culo del sofá por cinco segundos y fiuuuuuuum, la gata se desmaterializa en el lugar donde estaba y vuelve a materializarse en el punto exacto donde yo estaba dos segundos después. Si bien este último experimento lo llevé a cabo a modo de ejemplo, estos episodios se produjeron varias veces, pero ya lo estamos superando. Yo ahora me fijo antes de sentarme en cualquier sitio, y por otra parte el urólogo me dice que los arañazos están cicatrizando bastante bien.

Otro punto conflictivo es la cama. He accedido a que la gata duerma conmigo, pero SOBRE la cama, no DENTRO de la cama, especialmente por eso de las uñas. Entonces se echa ahí a un costado, sobre el cubrecama y mucho como que no jode. Con algunas excepciones. Por ejemplo, si muevo un pie un milímetro. Si la gata percibe el mínimo movimiento colchístico, parece creer que un monstruo se mueve en las profundidades y se abalanza sobre el monstruo (mi pie) con furia asesina, clavando uñas, dientes y… bueno, nada más, uñas y dientes, pero pincha como la gran puta. Y que te despierten a pinchazos en el dedo gordo no es la forma más agradable de despertar, entonces es ahí cuando –mientras la gata forcejea contra el monstruo subterráneo- yo apoyo el otro pie firmemente contra el colchón, e impulsándome con esa misma pierna, hago una media chilena y hago volar a la gata a la mierda, haciéndola rebotar contra el techo y al menos dos paredes.

Pero bueno, me preguntaban por el nombre y yo que me fui por las ramas...

El nombre era todo un tema. Porque si una pareja adopta una gata, generalmente es la mujer quien bautiza al bicho. Pero un hombre soltero, ponerle nombre a una gata… Qué sé yo… Todos los nombres me sonaban como muy de puto… No sé... Porque para nombres de gato, cualquier cosa viene bien: “Cachimbo”, “Falucho”, “Mendieta”, en fin… Pero a una gata... ¿Cómo mierda le voy a poner? ¿Daisy? ¿Rose? ¿Marilyn?

Así que por un buen rato la mantuve indocumentada. Total... ¿Para qué mierda necesitaba un nombre si vivimos los dos solos? No había ninguna necesidad de diferenciarla de otra gata, o de nadie. Un “Che, vos, vení”, debía alcanzar. Pero ni eso, porque total ni bola me da. Viene cuando quiere.

Pero el otro día la tuve que llevar al pediat… digo, a la veterinaria para vacunarla. Y ahí te hacen como una fichita. Con mi nombre, mi teléfono, mi dirección…

-¿Nombre?
-Ya le dije. Marcelo Laca...
-No, no, el de la gatita.
-Uh, puta...
-¿”Puta”? ¿Le puso “Puta”?- se mosqueó la veterinaria.
-No, no, perdón… Quise decir… Es que no tiene nombr...

Peor. La veterinaria se puso como loca. Habrá pensado: “hijo de puta, insensible, no le ponés nombre a tu gatita, no merecés tener un animal, te voy a denunciar a la Sociedad Protectora de Animales, la Iglesia Católica y la Unicef para Gatos, malnacido”.

-¡Lassie!- me apuré -¡Se llama Lassie!
-¿¿¿Lassie??? ¡Pero es nombre de perra!
-Ouch.

Y le quedo Lassie. Pero para los papeles, nomás. Para mí sigue siendo: “Vení P’ Acá” y “Rajá D. Acá”, según el caso.

Bueno, chau. Les dejo unas fotos rechuchis de la minina, para que las lectoras se hagan pichineta.




17 comentarios:

Zorra dijo...

Si después uno no baja del "Gata de mierda" ¿Para qué tanto nombre? Mi perra se llama Luna y el 90% de la veces le digo "Conchuda" porque se hizo señorita y le creció la argolla.

Lacanna: No ronco, tengo las uñas cortas (Y si las tengo largas no las clavo en momento inoportunos) y no despierto a nadie para no molestar ¿Me invita a su casa? ^^

Zorra dijo...

O a su entrepierna si se le da por ser generoso.

Juannn dijo...

Buenas Lacanna.

Antes de hacer mi típico post inspirado, irónico, profundo y mordaz, permítame decirle que Lassie para una gata APESTA!

Es como que un cuidacoches se llame James Bond o un maquinista de subte Karl Marx.

No va.

De hecho Marilyn está de puta madre.

Primero: Porque suena bien.

Segundo: Porque MARILYN tienen una belleza atemporal. Me gusta tanto a mí como a mi bisabuelo (QEPD).

Tercero: Es uno de esos pocos nombres que están al nivel de Jack Daniels o Keith Richards. Con lo cual genera esa cosa entre cool y... y bueno, algo de eso que garpa.

Cuarto: Ojo con la Zorra. Tiene pinta de ser una de esas menores-que-cualquier-cosa-que-haga resultará ilegal.

Saludos.

nennella dijo...

Sr. Mc Laine... mmm estoy de acuerdo con Juannn en eso de que el nombre de Lassie no va para esa belleza felina que comparte su hogar!
Aparte, estoy segura 100% que ella no se lo dijo!! Bueno, claro... ehm.. leyendo su post me doy cuenta que se le ocurrió a usted.

Para mí va a seguir siendo Milady. Gracias por las fotos, está hermosa!

tequesta dijo...

solamente dos cosas:

a) "Puta" me parece el mejor de todos los nombres posibles, no por hacer alegoría a quién sabe que actitudes de la gata ... simplemente, me gusta como suena como nombre de gata, me gusta, es categórico ... además, se me ocurre que tiene un simpático efecto colateral: hace que las viejas hinchapelotas cambien de conversación sobre el gato inmediatamente uno termina de pronunciar el nombre (es como cuando a uno le preguntan "como andas?" ... si uno comete la estupidez de decir "mal" el interlocutor arranca con un interrogatorio exhaustivo sobre nuestra situación, pero si uno responde con un categórico "como el orto" o un, mas categórico aún, "como el remismisimo orto" automáticamente anula cualquier posibilidad de conversación sobre el tema ... si no me creen, pónganlo en práctica y me cuentan)

b) ud suele usar palabras que me hacen reir ... que me caen simpáticas ... la de este post es, sin lugar a dudas, "pichineta"

sds marce

buen fin de semana

Anónimo dijo...

Creo que a mis colegas comentadores tienen razón lassie para una atita, por lo visto bastante grande y linda (ojo destesto a los gatos pero creo que solo a los de raza y papeles)creo que el nombre mas autentico es puta y la otra opción con nombre y apellido es veni p aca muy completo y adecuado. Vale

Naty dijo...

He ahí a la gata más envidiada... pero será posible, Dios le da pan al que no tiene dientes, caracho...

O en este caso, la puta tiene entrepierna y no abusa de la cremallera... o algo así. No sé.

Chinita Jodida dijo...

Nahh! La Zorra ya es legal, pueden adoptarla tranquilos :P

MMmm... una guitarra... un primor que además sabe tocar la guitarra, es irresistible... sabía?

(Y a mi único minimo lo terminé llamando Gato, así que sobre nombres mejor no opino)

GuilleX dijo...

Gatos... blogs... bebidas caras... mujeres que lo codician...

Permitame decir lo siguiente don ML:

Si no lo conociera, sin duda afirmaría que usté' es un Solteron Gay

(que de hecho tampoco lo conozco, pero no afirmo la frase jaja)

Salut!

Zorra dijo...

Sí sí... ¡Soy legal, Lacanna! ¡Le doy permiso para que me viole cuando quiera!

Le entro y me dejo entrar a lo bestia...
Los viernes me pongo ssssheeecontra caliente.

María dijo...

muy señor mio , Marcelo Roberto Lacanna Perez: de mi mayor consideración: ruégole tenga a bien definirse por un apelativo a su felino femenino, ya que hemos notado que ellas suelen enfadarse sobremanera si son generalizadas bajo el muy poco ortodoxo seudónimo de "michi", "eh, vo, la de los pelos", o alguno similar.
Tambien le rogamos, encarecidamente, que quite esa guitarra de la vista de las fotos presentadas, así como también ese puf, sillón o almohadón violeta.Fetiches que, muy a pesar mío, despiertan calores en mi propia entrepierna ( la suya, segùn creo entender, està ocupada por su gata) y roedores en mi mente ( que quizás su gata tenga intenciones de cazar)
Sin otro particular, me despido de usted muy atentamente.
suya
María Salieri











( ¡sí!, ¡es un ofrecimiento de murra, como el de todas, pero que nivel!...no?)

Sergio dijo...

Algo me dice que este coso va derivando en un club de ofrecimientos de entrepiernas varias............
Muy linda su "minina" pero Lassie..... busquemos entre todos algo mas "digno" para un gato que el nombre de un perro (mucho mas sabiendo que Lassie era el nombre puesto a un PERRO si, a un macho)

Naty dijo...

¿Lassie era macho?

Mirá vos... todos los días se aprende algo nuevo.

Ese coso marrón donde duerme la michifusa parece muy cómodo... que ganas de dormir, canejo... (no, no es invitación a trincar. Es no haber dormido mucho)

celeste dijo...

"(...)hago una media chilena y hago volar a la gata a la mierda, haciéndola rebotar contra el techo y al menos dos paredes(...)"
Todavía me estoy riendo imaginándolo, buenisimo. Qué brutalmente gracioso.

strummer dijo...

Puede ser que la Zorra sea tan pero tan obvia? Ya cuando leí lo de la entrepierna me imaginé que iba a decir algo al respecto...

tequesta dijo...

me había olvidado de comentar esto ... ese "rrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr" en la entrepierna mas la sutil vibración que produce, no le da como "cosita"? ... yo recuerdo que en mi tierna adolescencia al ir en los bondis urbanos de santa fe, si me sentaba en los asientos del fondo ... las vibraciones hacían que el "amigo" se despertara y generara situaciones de lo mas incómodas


claro ... ahora quedo como el degenerado del blog

POMELITO dijo...

Que gata mas linda! Yo tengo 2 machitos (bah, machitos medio putitos porque estan castraditos...) y al menor lo traje creyendo que era una niña. Pero no. Comparto tooooodo lo que decis, los mios son iguales, lo unico que agregaria es que Pochoclo, el menor, tiene deseos de indole sexual conmigo y con mis pantuflas. Cuando me jode lo cago a cachetazos, entonces ahi va y secuestra a mis pantuflas para darle murra debajo de la cama y sacarse las ganas de alguna manera...
Saludos, y esta muy bueno el blog! Pasare mas seguido...