martes, 11 de julio de 2006

"Ah, ¿así que sos ecologista, barrabrava y reventadito, no?"

Mi último post sobre la atribución de gustos o fanatismos a partir de la simple mención de algunas cosas, me dejó pensando...

¿Qué pasaría si uno fuera juzgado (en cuanto a sus gustos, aficiones, simpatías, o lo que sea), simplemente por un momento en su vida, o por un lugar en el que estuvo, o por algún otro detalle menor que -en realidad- no es lo que parece?

Ejemplos:

Cualquiera que estudiara mis movimientos notaría que una o dos veces por semana visito las oficinas de una empresa que produce ecodiesel, combustible alternativo, o como se llame eso. Podría pensarse que trabajo allí, y que soy un tipo comprometido con la ecología, el calentamiento global y las nuevas tecnologías que no dañan el medio ambiente. La verdad es que del tema no entiendo un pomo, pero un amigo mío tiene una de estas pseudopetroleras y yo paso por su oficina a buscarlo para irnos a escabiar otro tipo de combustibles, menos ecológicos.

Durante una época se me pudo ver yendo varios domingos a la cancha a ver partidos de balompié. Hasta aparecí una vez enfocado por la cámara de Fútbol de Primera, para extrañeza de muchos conocidos que me llamaban por teléfono para preguntarme desde cuándo me gustaba el fútbol o si me había vuelto loco. También en este caso estaba visitando a un amigo en el trabajo, sólo que éste trabajaba de enganche en un club campeón del torneo local de primera división. Pero el fútbol sigue importándome menos que nada, y de no mediar un motivo como el mencionado no me bancaría un partido de fútbol ni que me pagaran.

Tengo un pasaporte que tuve que renovar por falta de espacio, lleno de sellos de entrada a un país que por razones de trabajo tuve que visitar muchísimas veces. Como se trata de un destino turístico muy común, cualquiera que echara una mirada a mi pasaporte podría decir: "ah... te re va ir acá, ¿no?". Sin embargo, todos los que me conocen saben lo que yo puteaba cada vez que tenía que decir: "no, no voy a estar, tengo que ir otra vez a X, la putaquemerreparió".

Hace muchos años yo trabajaba en la revista Sex Humor. Una vuelta paso por la redacción a las apuradas y la recepcionista me entrega unas cartas, y un paquete a mi nombre, de tamaño considerable, igual al que le había llegado a otros de la revista. Apurado, metí sobres y paquete en mi mochila, y me fui a una reunión que tenía, en las oficinas de las Naciones Unidas.

En la entrada, unos señores muy serios me pidieron hasta el certificado de la vacunación antitetánica, y me solicitaron que mostrara el contenido de mi mochila. Allí estaba el paquete que me habían dado hacía un rato, y del que me había olvidado. Me preguntaron si podía abrirlo. Dije que sí, que cómo no, ningún problema.

El paquete era una obsequio de un importante anunciante de la revista. Un sex shop.

Adentro había tres videos, un par de esposas, una tanga comestible, un anillo peneano, un vibrador, unas pomadas, y una especie de cilindro de silicona fluorescente, del tamaño de un antebrazo.

A ver ustedes, en vez de hacer comentarios irónicos sobre mi supuesta flojedad ante un estado gripal... ¿Tienen alguna historia en que hayan quedado pegados a una imagen equivocada simplemente por haber pasado cerca de algo, o por algo que les pusieron, o por algún equívoco por el estilo?

14 comentarios:

Paco dijo...

Varias cosas:

1. No, no tengo una historia del tipo que vos contas, pero 2. Toda tu historia me suena mucho a la frase "No mama! Te juro que ese porro se lo estaba cuidando a un amigo!" lo que nos lleva a pensar que 3. Tu entrada de hoy es una excelentemente camuflada justificación hacia tus conocidos, allegados y, sobre todo, tu madre respecto de esa caja llena de artilujios sadomasoquistas que con tanto esmero escondés abajo de la cama y ademas 4. Pensas que con todo ésto van a pasar por alto esos largos estadíos en el baño y el último inexplicable corte de luz zonal que seguramente fue causado por el uso indebido del "Ass Braker 400 Turbo", de tu coleccion privada.

Saludos!

Anónimo dijo...

ok ok.. por una fucking despedida de solteros cargo con un vibrador en mi historial de compras de mercadolibre. Pienso que cada vendedor que se fija en mi reputación analiza cuidadosamente que soy confiable en un 100% pero que me clavo un perico por popa. Y el solo mencionar "fue para una despedida de soltero" me hace pensar que todos los demás usuarios de dicho "mossssstro de goma" acusan cosas similares.

No me gusta Airbag, pero más de uno lo descargó de mis archivos compartidos.

y la peor de todas (y sé que lo van a sumar a lo que dije anteriormente y puede que saquen conclusiones en mi contra) fue que me tuve que hacer una mamografía.

sí sí. Tuve un golpe en mi pobre tetilla y se me inflamó, pero mientras me trataron como un niño al cual le estaban creciendo las tetas. Fui a un ginecólogo acompañado por mi madre (parecía que se atendía ella), pero el fucking médico mencionó mi nombre de pila (botón, ortiva!).
Me había comprado una Solo Futbol para denotar atributos muy masculinos como que me gusta un equipo de la B (porque alguien que es de un club de la B parece ser más macho que uno de la A). Luego me derivaron al Centro de Investigaciones Mamarias, cuyo logo es una TETA!. Me pusieron una especie de pecherita rosita para no deambular en tetas por el consultorio donde me iban a practicar la mamografia (no había mucho problema en que YO me pasee en cueros con pelo en el pecho, pero me la hicieron poner igual). Y tuve que poner el poco pellejo que tengo en una maquina que aplastaba mi tetilla, que a esa altura ya había perdido su hinchazon por el susto nomás...
Me entregaron el resultado en una carpetita con solapa en forma de teta y tonos rosados.
Lo vió nuevamente el botón del ginecólogo que seguía mencionando mi nombre de pila para las risas de la extensa que cantidad de damas presentes, y me dijo "andá tranquilo varón, fue solo un golpe".

Espero que se apiaden de mi, no se rían y no se cuelguen de mis tetas.

El Bruche dijo...

Marcelo, muy interesante la entrada, más todavía con lo que traía para mostrar para el anterior post. Lo haré al final, ahora, como buen caballero, recogeré el guante de tu desafío. Guarda que es largo... pero rendidor.

Soy descendiente de españoles, pero unas de mis abuelas debe haber conocido a algún moro, por mis facciones altamente turcas. Hecho que no me jugó a favor aquel martes.
Hace ya ocho años yo tenía un Fiat Spazio, al cual no le funcionaba el medidor de nafta, por lo que tenía que andar calculándole para que no me dejara a pata. La cosa es que venía por la Lugones, a punto de subir a la autopista para la 9 de julio cuando siento el puf... puf... característico. Con un volantazo logro agarrar el desvío de la derecha y con el envión alcanzo a estacionar a pocos metros del Planetario. Así como me bajo, cierro el coche y paro un taxi. Cuando estoy por decirle al tachero que me lleve a la estación de servicio más cercana siento unos golpes metálicos en la ventana. Al darme vuelta me encuentro con dos ursos, uniformados de fajina, que me apuntaban con sendas itakas. Me obligan a bajar y de repente me encontré entre siete monos armados y un tipo de traje que hablaba por celular. Sin explicarme un corno me hicieron abrir el Fiat y empezaron a revisarlo por todos los rincones, mientras que el de traje me miraba feo y seguía dándole a la lengua en el telefonito.
A las dos horas un canita, ya tan aburrido como yo, me explicó que en el Planetario había una reunión multitudinaria de la comunidad judía... ¡Y yo había estacionado un coche y me las había tomado a los pedos! ¡Y encima con esa cara de turco!
La hago corta, me dejaron ir con la única condición de que empujara el coche a dos cuadras de distancia, para lo cual me ayudaron dos milicos.
Los más cómico fue que cuando llevaba caminado un largo trecho el canita me corrió al grito de: "Gurí, gurí, se te olvidó esta bolsita!" Que era un zipdrive que había comprado esa tarde... ¿Pero si efectivamente ahí estaba la bomba? Eficacia antiterrorista.
Eso sí, aún hoy sé que estaré en alguna base de datos del Mosad.

Ah! Lo que había traido. Caro dijo que iba a rebuscar entre los "Pedir no cuesta nada" de la Sex para dar con la pista de Lacanna/Bon Jovi... Le gané de mano:
http://www.flickr.com/photos/68398651@N00/187328972/

Caro dijo...

No, anécdotas de esas, o no tengo, o no recuerdo, o no deseo recordar, pero lo que yo quiero saber es cómo terminó la historia con los guardias de seguridad de la ONU, daaaaaaaaaale, contá, te los requisaron para uso personal?

Carolina, desde Madryn

tequesta rules ! ! ! dijo...

"Que marcelo lacanna se convenza de que jamás será como Bon Jovi por mas que se deje el flequillo, use botas tejanas y haga gestos de guitarrero duro y romántico"

no hay emoticón para representar la risa que me sale ...

Zorra dijo...

A ver... si!, tengo una!. Una vez en la clase de educacion fisica en 3 año estabamos haciendo abdominales "bolita" todas la mujeres formando filas... mi compañera de al lado tuvo un pequeño accidente (digamos que su colita empezo a cantar) y se levanto y se fue al baño, la cosa es que yo no aguantaba la risa, entonces para evitar el problema tambien fui al baño. Cuando volvimos a la clase, ya habian dado por hecho que quien tenia la cola cantante era YO!. ¿Por qué? porque se suponia que la chica mas linda del curso no tenia cagadera, pero la mas rea, siii!.
Todo esto se expandio rapidamente por la escuela, y quede como... bueno, ya saben. Pero no queria mandar al frente a mi compañera entonces sutilmente dije "Acaso porque algunas chicas son mas femeninas no hacen eso? yo soy machona, pero no me cago ensima"... que bestia...
Quede pegada a esa fama 1 dia y no lo soporte...

ana3086 dijo...

Una vez hace tiempo ya, acompañé a una amiga a ver una banda "copada" resultó ser la Versuit, que yo no tenía la más mínima idea de que hacían... En eso (estábamos adelante) aparece Cordera y me toma del brazo como una gruppie para llevarme a bambalinas y yo explicando "no nada que ver" el resto de la gente (que oh! casualidad me conocían algunos) me dejaron esa fama de "tira músicos" y creo que fue el único recital que fui en mi vida!

GuilleX dijo...

Puntualmente no recuerdo demaciados... pero si es por "cosas que aparentaron pero no eran en realidad"... voy a acotar una simple cosa: vengo de un pueblo de 12000 habitantes que es mucho PIOR (si PIOR) que uno de 5000
Y encima yo y mi grupo de amigos eramos más o menos conocidos por la zona (todos pueblitos de mier**)... por lo que los resultados se potenciaban

El unico que me viene a la cabeza fue una vez que vinieron un lunes a preguntarme muy intrigados un grupo de gente "si fulanito (no precisamente pequeño) me había "cagado a piñas" el finde"...
Yo me miré... los miré... y bueh... les tuve que decir que o yo estaba muy ebrio o francamente no me acordaba.. por lo que no me debe haber pegado mucho

Quizás si recuerdo otro lo pongo...

Salut!

Caro dijo...

Ah, sí, ah, sí, ahora me acuerdo de una.
Viaje de bodas a Nueva York, yo 19 años, él 24, gurrumines recién casados. Llegamos al aeropuerto JFK, nos miran el pasaporte y nos mandan a un habitáculo con gradas, de esos que están espejados y desde adentro no se ve nada, previa retención del pasaporte, y bien resguardaditos por sendos marines yankies, de esos todos vestidos de negro y armados.
Pasamos un buen rato ahí adentro, mientras desde afuera los señores apuntándonos con brutas armas largas.
Conclusión, que el nombre y apellido de mi quía coincidía con un narco buscadísimo (mirá si el narco buscadísimo hubiera usado un pasaporte con su propio nombre pero bueh), y mientras estuvieron chequeando la identidad nos tuvieron ahí retenidos. Decí que fue en 1992, que si hubiera sido 2002, con la cara de turco de mi maridillo, no contábamos el cuento, me parece.

Carolina, desde Madryn

Naty dijo...

Aaaaah... tantos recuerdos de mala pata. A ver a ver, los del secundario son los mejores. Estábame yo en 4° año, dando un examen que prefería no dar y esperando que sonara el timbre del recreo, cuando EN TODO EL COLEGIO resonó el tremendo vozarrón de mi querida jefe de preceptores gritando mi apellido. Como yo estaba en la "lista negra" junto a mi grupete de amigos por ser un poquito zarpados con el tema de la expresión oral de nuestros ideales, esta señora supuso que la bomba de olor en el Aula Magna (con las autoriades a pleno reunidas, discutiendo el bendito Código de convivencia... má' que Da Vinci) la había tirado una servidora y no el rubio bonito alquenadieculparíajamás, que fue el verdadero autor del hecho vandálico... por suerte, justo antes de la patada en el ocote para rajarme de la institución, salió la profesora de turno a defenderme por recordar que el 0 era mio y de nadie más... que tiempo aquellos.
Ese es uno de tantos... pregunten en mi colegio. Yo era la figurita repetida en los retos y siempre creí portarme bien...
Saludos

GuilleX dijo...

Me acabo de acordar el quilombo más grosso de mi corta vida

Es medio largo... espero me sepan disculpar
Hace unos años en la zona en la que yo vivía había gente que estaba realmente desocupada (por no decir otra cosa) y se creaba una casilla de Hotmail con datos falsos, con esta casilla lo que hacía era enviar a varios destinatarios los "puterios" de última hora y de paso aprovechaba para mostrar toda su bronca contra sus enemigos
El fenómeno se daba por ciudades, hasta que finalmente se dió en la mía. El correo era algo así como "el_hacker_cracker" o por ahi, no me acuerdo. La cuestión es que el señor en cuestión lanzó el mail hechando por tierra a varias personas y casualmente uno de los primeros destinatarios fui yo.
A los pocos días se empezó a armar revuelo (porque siempre los que lo recibían lo reenviaban) y ahi es cuando se fue a la mierda: la gente relacionó el nombre de la casilla de correo con una característica mía: me gustan muchisimo las computadoras y para todos en aquel pueblo de mie*** yo era "el que sabía de computadoras"
Por lo que ahi nomás hicieron 2 + 2 y me lo atribuyeron. La excusa era "pero si vos sabes de computadoras! CÓMO NO VAS A SER EL HACKER CRACKER?!?"
Yo armé un revuelo terrible tratando de demostrar mi inocencia. Hasta tuve la oportunidad de chatear con el señor dueño de la famosa casilla.
Pero no hubo caso... la gente que no me quería aprovechó la oportunidad y casi me lincha. Tuve que dejar de salir y tener bastante cuidado en la calle.
Gracias a Dios ya pasó y se olvidaron (o al menos eso creo yo) por lo que ya no hay problemas; pero sigo sin encontrar al culpable

Y bueh... así es como era mi pueblucho de porquería... gente de mier**... pueblo de mier**
Y después me preguntan por qué lo odio...

P.D: obviamente hay cosas del relato que no conté porque si no se me hace re largo... como que me agarraron 2 señoritas (damnificadas por lo que decía en el mail) por la calle diciendome que quién me creía yo para decir todo eso... y blah blah blah...

P.P.D: Caro... asique sos Dealer? jajaja

Caro dijo...

Guillex, de qué pueblo sos? digo, para no pisarlo en mi vida. Mirá que mi mejor amiga es de un pueblito de 1600 habitantes, que se llama Bonifacio, y tiene mucho mejor onda que el tuyo, parece.
Ah, y dealer yo no, mi peor es nada, yo la ligué de rebote XD

Carolina, desde Madryn

tequesta rules ! ! ! dijo...

yo no tengo hechos lamentables en mi vida que recordar porque soy un tipo muy ordenado y prolijo ... que hizo que todos esos momentos quedaran prolijamente almacenados en neronas de por allá abajo en mi cerebro ... luego, esas neuronas donde estaban almacenados fueron destruidas con el alcohol que no logró procesar mi hígado a tiempo ... por lo tanto, estoy limpio de malos recuerdos ... aunque creo que también volaron al carajo algunos buenos ... pero bueh, nada es perfecto

Adriano dijo...

tequesta, el alcohol mata sólo las neuronas viejas y débiles, dejando a las más aptas vivas y haciendo de tu cerebro un órgano más poderoso. Como los leones con las manadas de antílopes, viste (si, esto se consigue en la intarweb).

Por eso mismo hay que manejar hecho pelota de vodka: si el 33% de los accidentes son causados por el alcohol, quiere decir que es mucho más seguro andar en pedo que sobrio (los otros dos tercios, estadísticas siempre de la intarweb).