sábado, 24 de febrero de 2007

ESBRACEL

Mirá vos. No lo sabía. Me venía pareciendo, pero no lo sabía con la certeza con la que puedo afirmarlo ahora.

Resulta que si sos bueno en cierto tipo de juegos, está bien y sos re piola. Pero si sos bueno en otro tipo de juegos, está todo mal; sos un boludo, un desubicado o un tramposo.
Es decir, hay cierto tipo de juegos en los que ser hábil no está bien visto. Es como "políticamente incorrecto".

Nadie duda que ser bueno al ajedrez da prestigio. Da chapa de inteligente. "Uhhh... juega al ajedrez". Bueno, yo no sé jugar al ajedrez. Tengo todo lo que -se supone- hay que tener para ser bueno al ajedrez. Tengo un tablero, 32 piezas con formita, y sé hablar un poco de ruso, lo que queda muy bien si estamos de ajedrez. Si ves a un tipo hablando en ruso (aunque sea mal), con un tablero de ajedrez bajo el brazo, empezá a correr. Pero, repito, carezco de la menor habilidad necesaria para ganar una pieza del contrario, ni siquiera haciéndola desaparecer del tablero aprovechando un descuido de mi adversario.

El truco es otro juego en el que ser bueno está bien visto. Todo el mundo quiere jugar con alguien que sabe jugar bien al truco. Es la estrella de los asados y todos le sirven vermú y manises mientra lo miran jugar y le palmean el hombro. Nuevamente, aquí tengo un problema. Al truco me gana un nene de seis años jugando con dos cartas.

Pero resulta que sí soy bueno al "Scrabble" (o "Escrabel", como se llamaba en mi barrio cuando yo era chico y las fichas eran de madera).

Y esto, lejos de permitirme ganar la admiración o el respeto de mis conocidos, se torna un motivo de vergüenza, cuando no de discriminación lisa y llana.

Si formo una palabra con muchos puntos, en vez de recibir felicitaciones, vítores y otra vuelta de vermú, viene la desconfianza, la burla o el insulto.

-Y... A... K... "YAK"... Quince puntos y duplica palabra. ¡Treinta puntitos para pap...!
-Dejate de joder, ¿querés?
-¿Y ahora qué pasa?-¡"Yak"! ¡Eso pasa! Dale, jugá bien...
-Pero si está bien... Es un animal... Como un búfalo, del Himala...
-¿Eh? Ah... Bueno, pero no vale. No es una palabra normal. Es trampa.
-¿¿¿Cómo que no es una palabra normal???
-No, dale. En serio. No seas nerd.
-Pero estamos jugand...
-Mirá. Metete todas esas letras en el culo y después contame qué palabra se formó. No jugamos más. Vamos. Con este tipo no se puede. Se manda la parte porque el señor tiene un blog y sabe palabras. Chau, nos vamos.

Si gano es porque "ahhhh... claro... el señor sabe muchas palabras porque tiene un blog... así cualquiera". ¿Cómo "así cualquiera"?

Y me discriminan: "No, con éste no jugamos porque empieza a poner palabras boludas. Juguemos a otra cosa. Al truco. Juguemos al truco".

-P-pero yo quiero jugar al Escrabel... Aquí formé una "normal", miren... "C-A-S-A"...
-¡Nada! Guardá esa mierda.
-Pero yo no quiero jugar al truc...
-¿"Truco", dijiste? ¡Quiero retruco! ¡Lola! ¡Chiva, chiva! Cantaste truco y yo canté retruco. Dale, jugá.

Y yo tengo tres cuatros.

Taquelosparió.

10 comentarios:

pablo noailles dijo...

metete en yahoo literati o en redeletras y ahi te encontras bocha de fans del escrabel y jugas todo lo que queres,poniendo las palabras que los diccionarios reconocen.yo juego mucho literati y me encanta.saludos desde estocolmo.

Fender Gebiet dijo...

Yo juego todas las semanas unas partidas, que gano salvo que me quede una p*t* Q en el atril o algo así.
Suelo andar en los 180 puntos, con variaciones, y soy el hueso duro de roer del barrio.
Quien me gana, tiene derecho a ser feliz.
Yo, también.

Zorra dijo...

Ay qué placer leerlo nuevamente, Lacanna (hoy no lo tuteo).

Peor estamos las personas como yo, que no salimos del castellano básico de 100 palabras, un drama eso del Escrabel... y mi único talendo con las cartas es acomodarlas, porque ni las casitas me salen...

Me voy a llorar al rincón... ¡Qué impresión el Yak!

Fender Gebiet dijo...

Una pregunta: ESBRACEL ¿es alguna empresa de celulares brasuca?

(Claro, ahora lo corrige y yo quedo como un pescado)

Maun dijo...

Hola Marcelo (y sus Salieris), era una genio con el scrabel en Argentina, pero desde que me tocó jugarlo aquí soy peor que vos jugando truco, hay como 10 letras Ö !!!
Muy buena la recomendación de Pablo, voy a entrar a ver si me pongo al día de nuevo. Saludos desde Alemania!!!

Juannn dijo...

Bueno, ser tildado de nerd por jugar al scrabble no está nada mal.
Mi caso es mucho peor. Yo era un verdadero as en los juegos de cartas Cromy. Especialmente en los de autos y superhéroes. Porque eran juegos que no sólo requerían de cierta velocidad mental “CANTO GUERRA PRI!!!”, sino que además había que darles interpretaciones in situ cual abogado curtido a la constitución “EHHH, QUE EN PESO EL QUE GANA ES EL MENOR”. Pero claro, eso estaba muy bien a los 12 años, 13 máximo. Ahora que tengo 28 toda esa habilidad no me sirve de nada. La última vez que dije “Nena qué tal unas partidas Cromy Club en mi apartamento?” terminé jugando al solitario de la computadora (habilidad que tampoco me sirve de mucho). Y eso, es un decir elegante.

Anónimo dijo...

Para eso está el Tutti Frutti. Un excelente juego que combina cultura, rapidez mental, astucia, calles, nombres de pila, jugadores de futbol (con o sin apodos), etc etc etc...
Un salpicón de sabiduría que permite la inclusión al juego de gente de todas las culturas, coeficientes intelectuales y religiones.

También son muy buenas las adaptaciones online de los juegos de mesa.
Días atrás jugué al Pictionary OnLine. Lo gracioso es que jugás con gente de todos los países de habla hispana, y no todos entienden lo mismo.

Me putearon en todas las formas y derivados del español porque me tocó dibujar un "cartón". Sí sí, algo muy fácil. Pero cómo mierda dibujo un cartón con los elementos del Paint?... Como pude hice a un referee mostrando una tarjeta amarilla. En españa se dice "cartón amarillo" y más de uno lo adivinó. Pero me dolió ser agraviado por mis compatriotas argentinos.

tequesta dijo...

mira marcelo, tenés razón
la gente es así de estupida
y el anonimo me cagó el post, porque yo iba defenestrar al tutti frutti y al pictionary ... dos juegos pelotudos y de mierda como pocos ... pero resulta que se juntan 6 boludos/as y dicen "delen, hacemos un pictionary o un tutti frutti" y uno que tiene el pensar un poco mas elaborado se transforma en el haceme reir de la reunión al son de frases del tipo "vos te recibiste de ingeniero y no te das cuenta que con esto(un soberano mamarracho) te estoy queriendo decir "memento"?" o "mirá, al ingeniero no le salen 6 palabras que empiecen con la letra A" ... todo eso conduce a una graaaaaaaaaaaaaan puteada, revoleo de lapices, papelitos, intentos de asesinato, bronca y portazo (si, soy ligeramente calentón y mucho mas cuando se me recontracagan de risa en la cara)
así que tiene razón don lacanna, tendremos que aprender a jugar la truco o alguna de esas mierdas

Kike dijo...

Oye, el tutti frutti es buena alternativa. Un poco estupidín a veces, pero buena alternativa. Igual sirve de ejercicio.

Bienvuelto, maestro.

)emián dijo...

Yo odio el tutti frutti y soy un as en el scrabble. Cuando quieras nos jugamos unas partiditas. Online o en la vida real. SALUDOS.